Los fanáticos habrían golpeado a mujeres y a una persona adulta mayor

 17 febrero, 2014
Las escenas de violencia en los estadios no son tan extrañas en el país, lo que sí era impensable es que el fútbol se detuviera por eso. Ayer pasó, el Cartaginés-Alajuelense no pasó del 41’.
Las escenas de violencia en los estadios no son tan extrañas en el país, lo que sí era impensable es que el fútbol se detuviera por eso. Ayer pasó, el Cartaginés-Alajuelense no pasó del 41’.

Varias integrantes de la barra organizada "La Doce", simpatizantes de Alajuelense, no pagaron sus entradas y golpearon a efectivos de la seguridad privada en su ingreso al Estadio Nacional el domingo.

"En la puerta empujaron; hubo un grupo que entró, no solamente sin pagar entrada, sino sin ser requisados. Ese grupo golpeó a gente de seguridad privada y a los que estaban en las puertas", afirmó Jorge Ortega, gerente del Club Sport Cartaginés, a Radio ADN 90.7.

Según el jerarca, los fanáticos agredieron a mujeres y a una persona adulta mayor antes de irrumpir en las graderías, donde atacaron a los aficionados del equipo contrario.

"Nosotros teníamos en las puertas a un grupo de jóvenes que recogen monedas, quienes también fueron golpeados, las niñas y una persona adulta mayor, nada más para entrar al estadio", aseguró.

Debido a la magnitud del incidente ocurrido en la jornada 8 del futbol nacional, el comisario de la Unafut solicitó al árbitro Henry Bejarano suspender el encuentro en el minuto 41.

Este partido se reanudará este lunes a las 3 p. m., sin público en las graderías.