La Juve aprovechó para darle descanso a algunas de sus figuras

 9 mayo, 2015
Paul Pogba (izq.) celebra su anotación con Claudio Marchisio en partido de la Juventus ante el Cagliari.
Paul Pogba (izq.) celebra su anotación con Claudio Marchisio en partido de la Juventus ante el Cagliari.

La Juventus, campeona matemáticamente en la Serie A desde hace una semana, empató 1-1 en casa contra el modesto Cagliari, este sábado en la apertura de la jornada 35, en la que volvió con un gol el francés Paul Pogba, tras casi dos meses lesionado.

Por momentos, el equipo local pareció estar pensando más en el crucial partido del miércoles en Madrid. Allí el equipo turinés, que ganó 2-1 en la ida de semifinales de la Liga de Campeones al Real Madrid, disputará el choque de vuelta para tratar de sellar su billete a la final europea del 6 de junio en Berlín.

Este partido, intrascendente para la Juve, permitió a Massimiliano Allegri dar minutos a los jugadores menos habituales. Reservó a varias de sus estrellas, entre ellos el argentino Carlos Tévez, el español Álvaro Morata, el chileno Arturo Vidal, Andrea Pirlo y el arquero Gianluigi Buffon.

El francés Paul Pogba, que volvía a la competición tras 52 días alejado de ella por una lesión en el muslo derecho, abrió el marcador en el minuto 45, pero el equipo de Cerdeña consiguió la igualada en el 85, por medio de Luca Rossettini.

El tanto de Pogba llegó con un soberbio disparo, ligeramente desviado por un defensa rival, justo antes del descanso.

"Todavía no estoy recuperado al 100% pero me siento bien. Estoy contento por poder estar de vuelta", declaró el francés a la cadena de televisión Sky Sports. Fue sustituido a la hora de juego, como había previsto Allegri, para no forzar su estado antes del viaje a España.

La Juventus jugó demasiado relajada la segunda mitad, pensando que tenía en la mano el triunfo, pero Rossettini, con un disparo en dos tiempos, logró el 1-1 y evitó una nueva victoria bianconera.

El Cagliari, decimoctavo, se resiste al descenso a la Serie B, aunque su situación sigue siendo crítica.

Este sábado se disputó otro partido, en el que la Roma, segunda, perdió 2-1 en el campo del AC Milan (10º) y puso en peligro su segundo puesto.

Su vecino Lazio, tercero a apenas un punto, recibe en casa al otro gigante de la capital lombarda, el Inter (8º), con el objetivo de ganar para dar un paso importante hacia el subcampeonato.

El pulso entre Roma y Lazio, eso sí, se presenta apasionante hasta el final, ya que el 24 de mayo ambos se enfrentarán en un derbi por todo lo alto, que puede ser decisivo para saber qué equipo termina justo por detrás de la campeona Juventus.

En San Siro, el Milan se adelantó este sábado con los goles del holandés Marco Van Ginkel (minuto 40) y Mattia Destro (59), mientras que el veterano Francesco Totti acortó en el 73 de penal, pero su equipo no pudo evitar la derrota.

Además del Lazio-Inter, el domingo también jugará el Nápoles, cuarto clasificado a cuatro puntos del tercero y que apurará ante el colista y ya descendido Parma sus opciones de alcanzar el podio, para lograr un billete a la próxima Liga de Campeones.

El equipo de Rafael Benítez tendrá que olvidarse por un momento del decisivo partido del jueves en Ucrania ante el Dnipro, donde buscará la final de la Europa League tras complicarse con un empate 1-1 en casa en la ida de su semifinal.

Etiquetado como: