El preparador portugués cambió ocho jugadores con respecto a la alineación que cayó ante el City

 15 septiembre, 2016
Los jugadores del Manchester United, Paul Pogba y Chris Smalling, evidencian la cara de derrota mientras jugadores del Feyernood celebran.
Los jugadores del Manchester United, Paul Pogba y Chris Smalling, evidencian la cara de derrota mientras jugadores del Feyernood celebran.

Róterdam, Holanda

El Manchester United sufrió su segunda derrota en cinco días al caer este jueves ante el Feyenoord Rotterdam (1-0) en De Kuip, en un partido de la jornada inaugural de la Europa League.

Tras cosechar su primera derrota de la temporada, el sábado ante su vecino el Manchester City (2-1), los jugadores dirigidos por el portugués Jose Mourinho volvieron a caer, con un gol de Tonny Vilhena a los 79 minutos.

No parece que esta derrota pueda comprometer las opciones de los Reds Devils de superar la primera fase, al formar parte de un grupo A en el que además se enfrentarán al Fenerbahce y al Zorya Luhansk de Ucrania.

Para decepción del numeroso público local, Mourinho prescindió de los holandeses de su plantilla en el once titular. Timothy Fosu-Mensah y Memphis Depay empezaron en el banquillo, mientras que Daley Blind no entró en la convocatoria.

El preparador portugués cambió ocho jugadores con respecto a la alineación que cayó ante el City. Ofreció una oportunidad al argentino Marcos Rojo, a los españoles Ander Herrera y Juan Mata y a los franceses Morgan Schneiderlin y Anthony Martial.

Solo el portero español David De Gea, el defensa marfileño Eric Bailly y el centrocampista francés Paul Pogba, desconocido durante todo el partido, conservaron su campo en el equipo, al contrario que las estrellas Zlatan Ibrahimovic (entró a la hora de juego) y Wayne Rooney, además del belga Marouane Fellaini.

Este once experimental no inquietó al Feyenoord. Entre las pocas ocasiones visitantes estuvo un disparo muy claro para Martial que lanzó fuera de la portería en el 30'.

A diez minutos del final el público estalló cuando De Vilhena concluyó una gran jugada colectiva y puso el único tanto del partido.

Etiquetado como: