Los jugadores serán sancionados cinco juegos y los clubes podrían perder puntos

 16 mayo, 2013
 Un aficionado del Fenerbahce le mostró un banano a un jugador del Galatasaray, Didier Drogba, por su color de piel. | AFP.
Un aficionado del Fenerbahce le mostró un banano a un jugador del Galatasaray, Didier Drogba, por su color de piel. | AFP.

Londres, Inglaterra (AP). Los insultos racistas y homófobos de parte de futbolistas en Inglaterra generarán una suspensión mínima de cinco partidos a partir de la próxima temporada.

La Asociación de Fútbol de Inglaterra (FA, por sus siglas en inglés) indicó que la sanción será el castigo básico para los insultos discriminatorios menos serios, y es posible que haya suspensiones mayores.

El consejo directivo la FA aceptó el jueves las sanciones, que para quienes reincidan, tendrán una suspensión mínima de 10 partidos. Ese es el castigo mínimo que la UEFA ha solicitado a las federaciones nacionales en Europa para jugadores que son declarados culpables de insultos racistas.

“Todo racismo es inaceptable, pero hay diferentes niveles de ofensa”, dijo el presidente de la FA, David Bernstein.

Los clubes ingleses que cuenten con dos o más jugadores culpables de insultos discriminatorios en un periodo de 12 meses también enfrentarán cargos e incluso podrían perder puntos en las tablas de posiciones.