Por: David Goldberg J. 17 diciembre, 2013

Organizar un Mundial Femenino Sub-17 no debe ser el techo para Costa Rica . Tiene que ser solo un paso más en el largo camino futbolístico hacia la élite internacional.

Y el que sigue debe ser pensar en tener uno en categoría masculina, ya sea Sub-17 o Sub-20.

Así lo reconocieron altos dirigentes de FIFA ayer en una entrevista exclusiva con La Nación , acontecida en el Hotel Intercontinental de Escazú, en la víspera del sorteo oficial del certamen de hoy.

ALEXÁNDER OTÁROLA
ALEXÁNDER OTÁROLA

Tanto el presidente de la Comisión Organizadora del Mundial, el egipcio Hany Abo Rida, como la directora de competiciones femeninas, la suiza Tatjana Haenni, expresaron que el gran esfuerzo que está haciendo el país para cumplir con la ejecución del certamen del otro año debe servir como ejemplo de que si se trabaja fuerte, con ahínco y con rapidez (como sucedió luego de que se reasignara la sede), las expectativas se pueden llenar.

“Esto es un gran reto para Costa Rica, pero FIFA siempre busca llevar sus torneos a varios continentes y regiones. En este caso será la primera vez que Centroamérica tiene un Mundial. Si terminan con un buen trabajo, ¿por qué no pensar en un Mundial Sub-17 o Sub-20 de hombres? Creo que tienen buena posibilidad”, adujo Abo Rida.

“Nueva Zelanda empezó con un Sub-17 femenino (2008) y en el 2015 tendrá el Sub-20 masculino, Azerbayán tuvo su Mundial Sub-17 femenino (2012) y ahora organizará el Europeo Sub-17 masculino del 2016. Es un proceso”, dijo Haenni.

“Hasta mi Egipto, que tiene 100 millones de personas y muchos estadios, pasó el proceso. Debutamos en el 97 con un Sub-17 masculino y en 2009 tuvimos el Sub-20”, agregó el también miembro del Comité Ejecutivo de FIFA.