"Panamá no tiene pruebas en mi contra", reaccionó Rincón

 30 abril, 2015
Captura de pantalla de la Interpol en su página web, donde al exfutbolista colombiano Freddy Rincón.
Captura de pantalla de la Interpol en su página web, donde al exfutbolista colombiano Freddy Rincón.

Una orden de captura internacional fue lanzada contra el exastro del fútbol colombiano Freddy Rincón, de 46 años, por blanqueo de capitales en colusión con narcotraficantes, una decisión que el propio jugador calificó de "extraña".

nA pedido de Panamá, donde se le investiga por lavado de dinero, la Iterpol emitió una "alerta roja", como se llama a las órdenes de detención internacional, de acuerdo con el sitio web del organismo policial.

Freddy Rincón, una de las estrellas de la selección de Colombia en el Mundial de Fútbol 1990, es acusado de haber servido como testaferro de un grupo criminal de Cali (Colombia) en una compañía panameña.

Varios sospechosos fueron declarados culpables por la justicia de Panamá, entre ellos el propio Rincón. La investigación judicial comenzó en 2008 y ese mismo año fue interrogado en Brasil, donde residía, y fue detenido brevemente.

"Panamá no tiene pruebas en mi contra", reaccionó Rincón en declaraciones que publica la revista colombiana Semana en su página web.

"Me parece muy extraño que cuando quiero retomar mi vida y emplearme en el fútbol aparece esta orden de Interpol", añadió.

Exjugador del Nápoles de Italia y de Palmeiras y Corinthias en Brasil, Rincón había asomado recientemente la posibilidad de volver a las canchas, esta vez en su país natal, con el América de Cali.

Tras conocerse la orden de captura contra Rincón, el director de la policía de Colombia, Rodolfo Palomino, le hizo un llamado a entregarse a las autoridades a fin de garantizarle sus derechos.