Cruzeiro tiene mejor diferencia de gol que Universidad de Chile, y clasificaría segundo si vence el próximo miércoles al Real Garcilaso ya eliminado, y los chilenos pierden en su visita a Montevideo.

 3 abril, 2014
Los jugadores del Cruzeiro celebran la victoria en casa de la Universidad de Chile, que los deja con vida en la Copa Libertadores.
Los jugadores del Cruzeiro celebran la victoria en casa de la Universidad de Chile, que los deja con vida en la Copa Libertadores.

Con goles de sus defensores Bruno Rodrigo y Miguel Samudio, Cruzeiro derrotó el jueves 0-2 a Universidad de Chile, al que podría arrebatarle el segundo puesto del Grupo 5 en la última fecha de la Copa Libertadores.

Defensor Sporting de Uruguay es líder con diez puntos, seguido del cuadro chileno con nueve, el conjunto brasileño con siete y el Real Garcilaso peruano con tres.

Cruzeiro tiene mejor diferencia de gol que Universidad de Chile, y clasificaría segundo si vence el próximo miércoles al Real Garcilaso ya eliminado, y los chilenos pierden en su visita a Montevideo.

Ante unas 30.000 personas en el estadio Nacional, los dirigidos de Marcelo Oliveira apostaron al contraataque luego de que el zaguero Rodrigo abrió el marcador a los 15 minutos al conectar de cabeza un tiro libre.

Promediando la primera mitad, el delantero local Patricio Rubio pudo haber cambiado el destino del partido al encontrarse solo ante el arquero Fabio y desviar levemente su remate.

En cambio, a los 40', una triangulación en tres cuartos de cancha liberó la proyección del lateral paraguayo Samudio, que definió de zurda por debajo del cuerpo de Johnny Herrera.

Un minuto después, el arquero del seleccionado chileno se redimió y evitó el tercer tanto al tapar un mano a mano contra el ex mundialista Julio Baptista.

En la segunda mitad, si bien el técnico Cristián Romero sustituyó al volante de marca Sebastián Martínez para sumar al delantero Francisco Castro, el local ni siquiera estuvo cerca de descontar.

Para colmo, los azules se quedaron con diez hombres a los 83 minutos, cuando el zaguero argentino Matías Caruzzo fue expulsado por acumulación de faltas. Samudio, no obstante, también debió retirarse a los 86' al ver su segunda tarjeta amarilla.

Un minuto después, el ingresado William pudo haber ampliado el marcador al elevar un globo desde fuera del área, que chocó contra el travesaño de Herrera.