Pese a calificar de "muy importante" el Clásico, Ancelotti no lo considera un encuentro que vaya a decidir el pulso

 21 marzo, 2015
El técnico del Real Madrid, Carlo Ancelotti, en la conferencia previa al Clásico español ante el Barcelona.
El técnico del Real Madrid, Carlo Ancelotti, en la conferencia previa al Clásico español ante el Barcelona.

Madrid

Carlo Ancelotti, técnico italiano del Real Madrid, aseguró en la víspera del Clásico del fútbol español que no firma un empate en el Camp Nou, y se mostró convencido de que su equipo tiene "calidad para ganar en Barcelona".

"Nunca he firmado un empate en mi carrera, no lo voy a firmar ahora porque tenemos la calidad para ganar el partido en Barcelona", aseguró convencido el técnico madridista, en su comparecencia en la ciudad deportiva de Valdebebas.

"El hecho de ser o no favorito depende de la racha que está teniendo un equipo. En este momento la del Barcelona es mejor que la nuestra, a partir de ahí tenemos un partido que va a ser difícil para los dos equipos. Tenemos mucha confianza en este partido porque representa una gran oportunidad para nosotros. Ganando podemos volver a la cabeza", añadió.

Pese a calificar de "muy importante" el Clásico, Ancelotti no lo considera un encuentro que vaya a decidir el pulso que mantienen Barcelona y Real Madrid por el título de Liga: "No creo que sea tan determinante como los dos partidos de la eliminatoria de Liga de Campeones ante el Atlético de Madrid. En Liga (española) uno de los dos equipos puede tomar ventaja tras el partido pero no va a ser decisiva".

Ancelotti reconoció que el argentino Lionel Messi "está muy bien" y admitió que "está jugando con mucha calidad", pero aseguró que para derrotar al Barcelona el secreto va más allá de frenar a su líder.

"Las claves para ganar están en jugar el mejor partido posible en todos los aspectos, defensivo y ofensivo; y, sobre todo, tener personalidad y carácter para intentar imponer tu juego", avisó.

Ve a un Barcelona distinto al que visitó en la primera vuelta el Santiago Bernabéu, con modificaciones en el dibujo de Luis Enrique: "A nivel táctico lo que ha cambiado es la posición de Neymar y Messi, más abierta respecto a la ida. El resto tiene la misma calidad y característica".

Y pese a que el Real Madrid tiene la ventaja de no haber jugado entre semana, mientras que el Barcelona afrontó eliminatoria europea contra el Manchester City, no considera Ancelotti que el desgaste físico vaya a condicionar el Clásico.

"Mi equipo ha mejorado su condición, pero mañana no se va a ganar un partido por lo físico sino por la cabeza. No creo que el físico vaya a ser lo más importante", apuntó.

En su planteamiento, aseguró el entrenador italiano que ninguno de sus jugadores va a tener "más responsabilidad que otro", sin querer trasladar al galés Gareth Bale más presión para que ayude defensivamente. "Lo que voy a pedir a Bale es lo mismo que al resto, tenemos que defender con once jugadores y si es posible atacar con once, no es tan complicada la estrategia", dijo.

Para los intereses madridistas, su técnico destacó la importancia del regreso del croata Luka Modric y de Sergio Ramos: "En este tipo de partidos nos van a ayudar mucho". Y reconoció que para todos es una cita "especial".

"No solamente porque nos enfrentamos a un gran equipo, sino porque llega en un momento de la temporada muy importante. Lo hemos preparado de manera especial, hay un ambiente distinto a otros partidos como es normal, pero el equipo está tranquilo, con confianza para hacer el mejor partido posible", analizó.

Y en lo personal, Ancelotti también mostró su ilusión por dirigir al Real Madrid en un Clásico: "Me motiva el hecho de que me gusta este trabajo, entreno al equipo más grande del mundo y me divierto con lo que estoy haciendo".

"Es un honor ser parte importante en estos partidos, es una felicidad poder estar en un partido como el de mañana en el banquillo. En una carrera no llega muchas veces y tengo la suerte de que no pago entrada para ver un partido así", añadió.