La justicia española investiga posibles delitos fiscales y de apropiación indebida en el fichaje de la estrella brasileña Neymar el pasado verano

 11 marzo, 2014

España

La acusación de fraude en el caso Neymar sacó a Sandro Rosell (frente) del Barcelona. Josep María Bartomeu (fondo) asumió como presidente. | AFP
La acusación de fraude en el caso Neymar sacó a Sandro Rosell (frente) del Barcelona. Josep María Bartomeu (fondo) asumió como presidente. | AFP

El Barcelona negó este martes la existencia de un acuerdo extrajudicial por el que supuestamente admitiría un delito de fraude a Hacienda en la contratación de Neymar y pagaría una multa económica a cambio de cerrar la investigación.

En un comunicado, el club desmintió la negociación de un pacto en esos términos con la Fiscalía, tal y como publicaron algunos medios de comunicación españoles.

La justicia española investiga posibles delitos fiscales y de apropiación indebida en el fichaje de la estrella brasileña Neymar el pasado verano. El Barcelona y su ex presidente Sandro Rosell, quien dimitió tras estallar el escándalo en enero, están imputados.

Josep María Bartomeu, nuevo mandatario del club catalán, admitió poco después que el verdadero coste del fichaje de Neymar fue de 86,2 millones de euros (118 millones de dólares) , y no los 57,1 millones de euros (74 millones de dólares) que se dijeron en un primer momento.

Bartomeu también ordenó el pago de 18,6 millones de dólares al fisco español para saldar cualquier posible deuda relacionada con la transferencia de Neymar. Pero volvió a negar irregularidades en la contratación.

Etiquetado como: