Los ferreteros se impusieron ayer en el Palacio a Coopenae Popular Pensiones

Por: Arnoldo Rivera J. 12 mayo, 2014

Heredia. Ferretería Brenes Barva se sobrepuso a un arranque incierto, flojo y dormido para imponerse 56 puntos a 49 en el segundo juego de la final del torneo 2013-2014 del básquet masculino.

De esta forma, el quinteto barveño puso la serie de su lado, dos a cero, y mañana, martes, puede sentenciar su bicampeonato..., eso sí, en cancha ajena.

Coopenae Popular Pensiones no supo sostener un inicio prometedor, que lo llevó a ganar por 17 puntos (15-32 cuando restaban 6:40 del segundo cuarto) y el juego se le escapó, de “a poquitos”.

Quedaron así los ramonenses al borde del nocaut, sin margen de error; aunque tienen abierta la posibilidad d salirse del hoyo en su propia casa, en la que, sin embargo, perdieron los tres partidos jugados: dos de la final del Clausura y el primero de la presente serie por el cetro 2013-2014.

Los moncheños tienen que cambiar algo para revertir la situación en la que están, tras perder cuatro de los cinco últimos partidos y tres de forma consecutiva..., y todos ante Barva.

El quinteto de Joshua Erickson quedó obligado a ganar tres partidos en fila para arrebatarle la corona a los barveños. La primera oportunidad será mañana.

Esta serie final se juega al que gane tres de cinco partidos.

El juego. Los dos mejores quintetos del país no ofrecieron un buen espectáculo.

Ambos se reiteraron en pases errados, dobles pasos (no todos señalados), malas selecciones de tiro y jugadas mal ejecutadas, que convirtieron este segundo partido final en uno del montón.

El ramonense Jefny Anderson (46) pierde el rebote ante Hernol Gardener, de Ferretería Brenes Barva. | JOHN DURÁN
El ramonense Jefny Anderson (46) pierde el rebote ante Hernol Gardener, de Ferretería Brenes Barva. | JOHN DURÁN

Los poetas fueron un poco más atrevidos en los dos primeros cuartos y se fueron al descanso con ventaja: 26-34.

El cuadro de Jorge Argüello ya estaba metido en el juego a esas alturas con ajustes en su defensa y corrieron la cancha mejor.

Se dice en el hipismo: “Caballo que empata, gana”. Así, con el empate a 40, el momento del partido estaba del lado local, a pesar del 40-42 al final del tercer cuarto.

Una canasta de tres de Clifford Smith puso el marcador 49-42 (a 6:14 del cierre), culminó un rali de nueve puntos sin respuesta a favor de Barva y dejó la certeza, a pesar de lo que restaba, de que el juego ya tenía dueño. Coopenae lo intentó...

El último esfuerzo se quedó en dos tiros libres fallados por Daniel Simmons (a 34 segundos del final y con el marcador 53-49) que cerraron una postrera intentona poeta.

Henry Martínez puso el punto 56 del tiro libre y los últimos 14 segundos ni se jugaron.