6 septiembre
El velocista Sherman Guity recibió la visita de los atletas Juan Diego Castro y Ana María Porras.
El velocista Sherman Guity recibió la visita de los atletas Juan Diego Castro y Ana María Porras.

Con la esperanza de que sea cuestión de horas para recibir el alta médica, el atleta Sherman Guity prefiere enfocarse en el futuro y todo lo que tiene que hacer para poder regresar a las competencias.

El velocista caribeño se recupera en el Hospital del Trauma de la operación a la que fue sometido para amputarle parte de su pierna izquierda, tras sufrir un accidente de tránsito el pasado 25 de agosto mientras manejaba una motocicleta.

A través de un video publicado en la página de Facebook de Atletismo Amd Costa Rica, el joven de 20 años aseguró sentirse bien, sin dolor, y que la única molestia que presenta actualmente es la presión que le genera el vendaje en su pierna para que el muñón tome forma.

Sherman Guity durante un entrenamiento en el gimnasio.
Sherman Guity durante un entrenamiento en el gimnasio.

"Yo espero que sean horas para poder salir de aquí", expresó Guity, quien prefiere enfocarse en una rápida recuperación, para que la herida cicatrice y "empezar con los entrenamientos".

Pero no solo la actividad física ocupa la mente del deportista. Guity reconoció que una de las cosas que más extraña es la comida, por lo cual añora volver a disfrutar de ciertos platillos como la pizza y el rice and beans.

Sherman, además, espera ver pronto a sus compañeros del equipo de Dos Pinos y visitar nuevamente el Estadio Nacional.

También envió un mensaje a todas las personas que se han preocupado por su recuperación.

"Yo estoy bien, no se preocupen, ya casi voy a salir de aquí y me voy a recuperar rápido", manifestó el joven, garantizando que seguirá corriendo "porque ese es mi sueño y lo voy a cumplir".

El accidente ocurrió luego de un entrenamiento, cuando Guity viajaba en motocicleta por la autopista General Cañas en horas de la mañana. Al intentar rebasar a un camión, el joven colisionó contra un autobús que en apariencia se ponía en marcha luego de estar estacionado frente al Instituto Nacional de Aprendizaje (INA).

El impacto lo envió contra el vehículo de carga que transportaba unas tucas y producto del atropello se dio la amputación.