Opinión

Un triunfo para nuestro país

Actualizado el 17 de diciembre de 2015 a las 12:00 am

Ratifico la voluntad del Gobierno de Costa Rica de acatar lo dictado en la sentencia

Opinión

Un triunfo para nuestro país

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Este 16 de diciembre, la Corte Internacional de Justicia, ubicada en La Haya, hizo público el fallo de dos litigios que seguía nuestro país con Nicaragua. El proceso fue largo y extenuante, pero sobre todo fue fruto de un trabajo comprometido, serio e infatigable en defensa de la patria, por parte de un extraordinario grupo de juristas y un equipo diplomático que se dedicó en cuerpo y alma para llevar a buen puerto esta justa causa.

La sentencia satisface, de manera plena, la valoración nacional de que su territorio fue invadido por Nicaragua, en un acto de ilegalidad injustificada y evidente.

Este veredicto nos satisface ampliamente y ratifica la importancia del derecho internacional para nuestra República. También, reivindica la integridad de nuestro territorio, nuestro derecho a la libre navegación por el río San Juan y la falsedad de los cargos esgrimidos por Nicaragua, al acusarnos de haber ocasionado un grave daño ambiental al río San Juan.

Costa Rica, como país de paz y sin ejército, es respetuosa del derecho internacional y encuentra en él la herramienta fundamental para dirimir los conflictos externos que la amenazan. Amparado en la ley, nuestro país se ha construido desde la paz, la justicia y el respeto de las normas internacionales que fundamentan nuestras relaciones con los países de todo el mundo.

Las palabras de la Corte son contundentes. Las principales tesis de Costa Rica han sido acogidas por unanimidad por el fondo y allí donde se han hecho señalamientos, respecto a que el país ha quedado en deuda, estos han sido de orden procedimental, lo cual debe ser señalado y reconocido.

Este logro y gran triunfo es para el pueblo de Costa Rica. Es, también, una reivindicación para el Estado costarricense. En esta circunstancia no puede haber partidos, ni administraciones o gobiernos que se disputen este proceso. Es inadmisible utilizar esto para elevar discursos o erigir plataformas personales o edificar proyectos partidarios, únicamente debe levantarse el espíritu de un pueblo y una República que se une en torno a la justicia.

Por esta razón apelo a la unidad nacional. No puede haber un júbilo mayor que el de este país, cuyas tesis en defensa de la soberanía han sido acogidas por la Corte. Hemos dicho que, independientemente del resultado aceptaríamos, sin apelaciones, el fallo de la Corte Internacional de Justicia. Por esta misma razón, solicitamos de parte del Gobierno de Nicaragua una actitud equivalente.

Somos dos naciones que llevamos a un tribunal internacional una circunstancia que en otros lares habría sido causa de conflictos armados. Demostramos no solo la valía de los organismos de justicia internacional, si no la capacidad de los gobiernos de enfrentar sus diferencias apegados a la diplomacia y al derecho.

Ratifico la voluntad del Gobierno de Costa Rica de acatar lo dictado en la sentencia. Ello significa acatarlas y, a partir de ella, construir un horizonte de diálogo y de entendimiento que permita a Costa Rica y Nicaragua, no solo a sus gobiernos, también a sus pueblos, asumir los espacios de construcción y bienestar a los cuales tienen derecho y merecen para convivir en armonía.

Luis Guillermo Solís es el presidente de Costa Rica.

  • Comparta este artículo
Opinión

Un triunfo para nuestro país

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota