Opinión

Que la esperanza en mañana nos despierte hoy

Actualizado el 23 de septiembre de 2013 a las 12:00 am

Opinión

Que la esperanza en mañana nos despierte hoy

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Hace más de 25 años el país renovó la ruta hacia el desarrollo, y las estrategias impulsadas en esa época han dado los resultados esperados: crecimiento económico, crecimiento de las exportaciones, en el turismo, en la atracción de inversión extranjera directa, etc. El horizonte industrial puede mejorar con las políticas planteadas por la Cámara de Industrias para la empresa del 2030, y ese es un escenario deseable para un sector clave para el desarrollo.

Desde la perspectiva económica hay resultados positivos, pero los beneficios y el crecimiento no llegan a todos. Es evidente la agudización de la desigualdad y el estancamiento de la pobreza. La mayoría de en las empresas micro- y pequeñas son de subsistencia o supervivencia, y se agrava el desempleo de jóvenes y la situación laboral de las mujeres sigue enfrentando la desventaja. Por otro lado, este diario destacó el estudio de Unimer de junio pasado, que concluye que solo dos de cada diez costarricenses desean ser empresarios.

Estrategias viables. El rumbo que hemos tomado como país hace impostergables estrategias realistas, viables y efectivas para mover la balanza de las oportunidades y apoyar a los grupos más vulnerables. De lo contrario, ni el crecimiento será sostenible, ni el desarrollo llegará.

Desde el sistema de investigación de la Universidad Estatal a Distancia (UNED) se impulsan más de cien proyectos cuyos hallazgos inspiran soluciones. A continuación se exponen las tres políticas indispensables, basadas en la necesidad de evolucionar de la aceptación de la situación socioeconómica a la acción para construir los cambios necesarios.La primera medida es impulsar autoempleo como paso hacia el emprendimiento. Es falso que el autoempleo sea mala práctica, especialmente para personas que solo tienen esta opción. El error es la falta de acompañamiento para lograr las capacidades para emprender. Una política sobre negocios verdes, ahorro de energía y agua puede crear muchas oportunidades para el autoempleo.

La segunda medida consiste en incentivar la agricultura familiar, basada también en negocios verdes, tanto urbana como rural. Una política sobre la seguridad alimentaria puede incentivar el renacer de la agricultura con más raíces en la cultura costarricense.

Finalmente, además de aceptar que, según el Estado de la Nación , un 6% de las personas en situación de pobreza deben recibir asistencia directa (aproximadamente, 18.000 familias), es necesaria una política que integre los fondos y active un mecanismo de acompañamiento a estas familias, apoyado en las comunidades organizadas, las universidades y consejos interdisciplinarios en los 81 cantones.

PUBLICIDAD

Poco interés. El país que construimos no es el resultado de los políticos que elegimos, sino del poco interés que mostramos en el país que construimos. Nos acostumbramos a vivir con el pasado, con los errores, con la pobreza. La pobreza peor es la que nos hace creer que las personas pobres son las que tienen pocos recursos.

Que los logros de nuestro pasado den luz a las oportunidades del futuro, y que los avances económicos y tecnológicos se transformen también en avances sociales y humanos. Hillary Clinton afirma que lo peor que puede pasar tanto en la vida como en una democracia es convertirse en cínico acerca del futuro y perder la esperanza…

Que la esperanza en un mejor mañana nos despierte hoy.

  • Comparta este artículo
Opinión

Que la esperanza en mañana nos despierte hoy

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota