Columnista

Megatendencias

Últimas noticias

El inicio de año es oportuno para recordar la importancia de siempre tener presente la visión de largo plazo. Si esto es válido para las personas, con mucha mayor razón lo es para los países.

Solo si consideramos hacia dónde va el mundo, de cuáles son las grandes megatendencias globales, podemos tomar las decisiones que nos permitan aprovechar un entorno de grandes oportunidades pero altamente competitivo.

Comparto entonces algunas reflexiones del National Intelligence Council en su entrega “Global Trends 2030: Alternative Worlds”. En este se señalan 4 grandes megatendencias: el empoderamiento individual, la difusión del poder, los patrones demográficos y las mayores demandas de agua, alimentos y energía.

La disminución de la pobreza, la ampliación de la clase media, el mayor acceso a la educación, el uso generalizado de las comunicaciones, el acceso a la tecnología y los avances en la atención médica incidirán en un creciente empoderamiento de las personas. Serán ganadores los países que sepan potenciar y abrir nuevos espacios y participación a esta población ávida de oportunidades.

Para el 2030 se estima que Asia habrá superado a Estados Unidos y Europa en términos del PIB, tamaño de la población, gasto miliar, e inversión tecnológica. A los crecientes liderazgos de China, India y Brasil se sumarán otros países como Indonesia, Suráfrica, Turquía, Colombia y Nigeria. El poder, sin duda será mucho más fragmentado y difuso en donde no habrá un poder hegemónico y en donde las redes y coaliciones serán determinantes en un mundo multipolar. Entender esto es clave para la definición de nuestra política exterior.

Por otra parte, la población aumentará de 7.100 a 8.300 millones, lo que repercutirá más en los países con mayor envejecimiento, no solo por la menor población productiva y mayor demanda de atención de esta, sino por las presiones migratorias que surgirán ante las necesidades insatisfechas de mano de obra y talento.

Para el 2030 se calcula que el 60% de la población vivirá en ciudades, lo que demandará una importante inversión en infraestructura, servicios y transporte, retos pero también oportunidades para los Gobiernos y el sector empresarial.

De darse el crecimiento de la población, la ampliación de la clase media y los hábitos de consumo actuales, esto incidiría según este estudio en un aumento de demanda en alimentos (35%), agua (40%) y energía (50%) que deberá ser satisfecho tomando en cuenta los crecientes embates del cambio climático.

Otro reto que nuestro país puede convertir gracias a nuestras riquezas y talento en oportunidad.

Rellene los campos para enviar el contenido por coreo electrónico.

Enviar:

Noticia La Nación: Megatendencias