Opinión

Acciones contra la ingobernabilidad

Actualizado el 31 de enero de 2013 a las 12:00 am

Opinión

Acciones contra la ingobernabilidad

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Hemos tenido muchos ejemplos en este pueblo de la praxis: Juan Rafael Mora Porras, ilustre patricio es uno de ellos.

Juanito Mora no esperó a que los filibusteros llegaran a San José, sino que, muy valientemente, fue a toparlos a la frontera, y gracias a esto se logró ganar la guerra.

El costarricense y, en general, el hombre latinoamericano, es lento en sus acciones, aunque el desarrollo del modernismo y el empleo de la tecnología en comunicación lo ha estimulado un tanto más.

Podemos observar este estímulo con algunos ejemplos que afectan la realidad nacional.

Empecemos por el Reglamento de la Asamblea Legislativa: los dineros que quedan en las instituciones que están autorizados para el gasto y no lo ejecutan, la construcción de carreteras, las pocas exigencias a las municipalidades en el ornato de los pueblos y su acción correctiva, las dificultades extremas de ingresar a la consulta de las autoridades del Gobierno, la inoperancia del Banco de Desarrollo, entre muchos otros.

A diferencia de la acción estatal, la empresa privada se perfila en estos tiempos con una excelente contribución sobre el efecto multiplicador de la economía.

Basta volver a ver la ciudad de San José para darse cuenta de la edificación que se está llevando a cabo y cómo contribuye a la solución de dos aspectos importantes: la promoción de la vivienda en la ciudad, convirtiéndola en un verdadero centro urbano con visos modernistas, y el aumento de las exportaciones que también confirma el vital desarrollo industrial que se necesita en Costa Rica.

En el Estado tenemos algunas acciones que se llenan de prioridad, como el esfuerzo que se hace con el tren que atraviesa la ciudad y el proyecto del tren rápido, para solventar el transporte urbano.

También la acción que tomoó el Gobierno de desarrollar el sistema Mer-link, que ha puesto a nuestro país en un buen nivel de desarrollo en toda la América Latina.

De igual manera, es importante la decisión radical que tomó el Gobierno para favorecer el desarrollo de los puertos, en contrapunto de los sindicalistas que han atrasado al país y que han hecho de Limón una de las provincias más menguadas y caídas en el olvido.

PUBLICIDAD

En relación con las propuestas que los nueve costarricenses han hecho al Poder Ejecutivo para mejorar la gobernabilidad en este país, deben tomarse de inmediato, como dice nuestro pueblo, del rabo, y entrar en soluciones, con el propósito de que con esto se ilustre al costarricense, a quien lo único que le interesa es que se hagan las cosas, y punto.

Me parece que es digno reconocer el grandísimo esfuerzo que hace nuestra presidenta para solventar, lo mejor que se pueda, los problemas propios de nuestra institucionalidad.

  • Comparta este artículo
Opinión

Acciones contra la ingobernabilidad

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota