Opinión

Cartas a la Columna

Actualizado el 06 de agosto de 2017 a las 10:00 pm

Opinión

Cartas a la Columna

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Irrespeto a embarazada

chofer de bus no hizo cumplir Ley 7600

El viernes 4 de agosto iba para mi trabajo y tomé el bus de Zapote por la Corte, de la empresa Consorcio del Este, a las 6:40 de la mañana. El bus estaba repleto, estoy embarazada y nadie me dio campo para que me sentara, no sé si es que en esa unidad no cuenta la Ley 7600. Como si eso fuera poco, el conductor del bus seguía montando gente y todos los pasajeros se quejaban porque, prácticamente, nos íbamos ahogando. El chofer contestaba a los usuarios de mala manera. Era tanta la aglomeración que para bajarse del bus fue un caos, me aplastaron todo el estómago, en la parte de adelante solo hombres iban, no me dieron campo y, más bien, lo que hicieron fue tocarme toda. El chofer solo se preocupó por subir más personas.

Silvia Rivera Salas

Tibás

Solicitud a AyA

Le solicito a Acueductos y Alcantarillados (AyA) contestar las quejas de los usuarios, ya que nos cobran por estimación y no por visualización del medidor. Si no tengo una respuesta pronta, como así me lo garantiza la Constitución Política de este país, me daré a la tarea de contratar un buen abogado e interpondré un recurso de amparo en la Sala IV y exigiré que el cobro sea mediante visualización y que deje el funcionario en la visita un reporte de consumo anterior, así como del último, a cada uno de los usuarios que pagamos por este importante servicio.

Luis Gerardo Rojas Rojas

Santa Ana

Señal caída

Hace unos días que la señal de alto frente al periódico La República está en el suelo, lo que causa que los automóviles que vienen de la ruta 32 no se detengan. Esto produce un gran embotellamiento junto con los vehículos que van de este a oeste. Esa señal es imprescindible. El Ministerio de Obras Públicas y Transportes (MOPT) debe tomar las medidas necesarias.

Elisa Silva Azofeifa

San José

Soluciones existentes

Una tapa de registro es una cubierta utilizada para proteger la boca de acceso de un pozo que visitan técnicos de inspección y mantenimiento. Se utilizan con mayor frecuencia en los sistemas de alcantarillado público. En este caso, son robustas tapas de hierro y resisten el paso de personas y vehículos. El problema que presentan es que al pasarles por encima equipos pesados producen un sonido muy fuerte. En el centro de Alajuela hay muchas de estas tapas ubicadas en el centro de las calles y el ruido que producen por el paso de los automotores es constante y muy molesto.

Le pregunté al encargado municipal alajuelense si podrían solucionar esta situación y su respuesta fue que no, que constantemente recibían quejas de los vecinos pero no podían hacer nada. Entonces, le propuse como posible solución que le colocaran una llanta de bicicleta alrededor de la tapa metálica para que amortigue o elimine el ruido y aceptó la recomendación. El funcionario usó un neumático que le llevé y fue la solución para una de las tapas que no dejaba dormir a los vecinos. Sugiero a las municipalidades investigar para que usen soluciones que sí existen.

Jaime Morera Monge

Alajuela

Gobierno sin liquidez

Ya salió el primer responsable del descalabro financiero de este país. Ahora el país necesita que digan presente los presidentes anteriores, los diputados por la aprobación de leyes irresponsables, los flamantes dirigentes sindicales, los empleados de todas las instituciones autónomas y ministerios que han logrado llevar a la ruina a este pobre país por medio de sus privilegios, amparados a convenciones colectivas que arruinan a cualquier país. ¿Dónde están todas esas personas?

Puestos asignados a dedo en embajadas, instituciones, diputados demagogos, huelgas que han costado millones y muchas veces hasta vidas por falta de atención. ¿Dónde están los dirigentes del Poder Judicial? Hace unas días jugaron con el dolor de muchas familias. Ya basta de tanto despilfarro de recursos. Ya están advertidos, no hay plata ni para el aguinaldo, ni el salario escolar. ¿Qué piensan hacer? Al final, lo mismo: más endeudamiento, más impuestos que vamos a pagar la clase trabajadora. En unos treinta años declararán benemérito a alguno de estos incapaces.

Jorge E. Varela Solis

Moravia

  • Comparta este artículo
Opinión

Cartas a la Columna

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota