Opinión

Cartas a la Columna

Actualizado el 22 de agosto de 2016 a las 12:00 am

Opinión

Cartas a la Columna

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Juegos peligrosos

Niños sin supervisión de empresa

El 15 de agosto fuimos con nuestras niñas a un juego de inflables a unos 150 metros de la orilla, en playa Mantas, en Punta Leona. Los encargados nos dieron chalecos salvavidas, pero no había nadie de la empresa en el inflable, solo nosotros y dos niños de siete y nueve. Estos menores estuvieron a punto de ahogarse,  y nosotros –los únicos adultos en el inflable– los auxiliamos y llevamos de vuelta a la playa.

Los encargados del juego y los padres de los niños ni siquiera se percataron. La respuesta del responsable del juego fue que los padres de los niños habían dicho que sabían nadar. Es necesario que se revisen los protocolos de seguridad de este tipo de juegos.

Rebeca Valerín Soto

Escazú

Misión del ICE

El Instituto Costarricense de Electricidad (ICE) fue creado para que los costarricenses tuvieran buenos servicios eléctricos y de telecomunicaciones, pero no es tan eficiente como debiera serlo. El servicio eléctrico, aunque tiene algunos lugares un poco descuidados, en general es bastante aceptable. Pero en comunicación inalámbrica hay muchas pequeñas poblaciones que carecen de Internet y telefonía celular.

El ICE quiere hacer obra pública, pero debería cumplir primero con la meta para lo cual fue creado: electricidad y telecomunicaciones. Ya está probado que toda construcción que haga el ICE resulta mucho más cara de lo que presupuestaron al inicio. El ICE no está capacitado para hacer obra pública. Sería un desastre al estilo Codesa.

Carlos Esquivel Esquivel

Nicoya

Protesta de taxistas

La protesta de los señores taxistas ocasionó graves daños a la economía nacional. La manera de hacerse sentir para lograr un propósito debe ser cuidadosamente estudiada para que, hasta donde sea posible, no tenga graves repercusiones.

Costa Rica entera repudia la actitud violenta de las protestas. Las personas en los hospitales, escuelas, colegios y el comercio sufrieron las consecuencias. El diálogo es el camino correcto. Cuando se toma otro sendero los propósitos inteligentes se derrumban.

Manuel Campos Guevara

Cartago

¿Otra vez don Oscar?

Me sorprende leer que Andrea Morales y otros jóvenes le pidan a Oscar Arias postularse una vez más como candidato a la presidencia de la República. Imagino que estas personas no leen los periódicos ni se fijan en las estadísticas que señalan que, a pesar de que Abel Pacheco le dejó las arcas llenas a Arias, él se las dejó a doña Laura vacías.

Además, la administración de Arias aumentó desproporcionadamente el gasto público y el déficit fiscal, incrementó el gasto en la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) al nombrar a miles de trabajadores en el área administrativa de esa institución, lo que produjo un desequilibro en las finanzas, del cual la institución no ha podido salir.

Efraín Solís Ureña

Moravia

  • Comparta este artículo
Opinión

Cartas a la Columna

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota