Entretenimiento

Empastes dentales, ¿blancos o negros?

Actualizado el 24 de febrero de 2013 a las 12:00 am

Los empastes para el tratamiento de la caries se mueven entre el ébano y el marfil. Las amalgamas –calzas negras– han tenido mala prensa por infundados perjuicios a la salud, pero recientes declaraciones han certificado su inocuidad.

Entretenimiento

Empastes dentales, ¿blancos o negros?

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Es común que los odontólogos se encuentren en sus consultas con pacientes que quieren cambiar sus amalgamas por empastes de resina blanca. Buena parte de la motivación para el cambio viene empujada por la vanidad: las amalgamas oscurecen la sonrisa y, más aún, la carcajada. Sin embargo, los dentistas todavía encuentran a pacientes cuya motivación está impulsada por una razón de salud.

Las amalgamas injustamente tienen una reputación oscura, más allá de su color. Los empastes negros están hechos con una combinación de plata, cobre, estaño y mercurio, y este último elemento es el que les ha valido ser objeto de una sonada campaña de desprestigio. El mito que se ha instalado exitosamente afirma que las amalgamas causan intoxicación por mercurio.

El odontólogo Fernando Montero, profesor de la cátedra de Ciencias Restaurativas de la Universidad de Costa Rica, explica que el origen de la campaña en contra de las amalgamas nació de la incipiente industria de empastes de resina blanca. El doctor afirma que, a finales de los años 40, las resinas tenían una calidad muy inferior a la actual. Sus fabricantes quisieron ganar una presencia en el mercado difundiendo la supuesta toxicidad de la calza gris, ante su imposibilidad de competir con ella.

“Ya han pasado más cien años desde que empezó a usarse la amalgama, y ningún estudio ha comprobado que exista contaminación por mercurio en los pacientes”, afirmó Montero.

El especialista agregó que los fabricantes de resina se valieron de estudios que mostraban altas cantidades de mercurio en la sangre de los pacientes; sin embargo, esta contaminación se habría producido por el consumo de pescado y no por el tratamiento odontológico.

El pasado mes de noviembre, la Asociación Dental Americana emitió una declaración en la que afirma que la amalgama dental es segura y efectiva en el tratamiento de la caries.

“Limitar o restringir su disponibilidad podría tener consecuencias negativas para la salud, sobre todo en zonas de bajos ingresos”, afirmó la agrupación, a propósito de los precios reducidos de los empastes negros en comparación con los de color blanco.

Esta afirmación hace eco de otro mensaje que había emitido meses atrás la Asociación Americana de Salud Pública.

PUBLICIDAD

La elección

Montero afirmó que la elección entre amalgamas y resina depende de criterios económicos, estéticos y de durabilidad. El médico explicó que la aplicación de empastes negros es más sencilla. También perduran más, aunque el resultado es menos atractivo.

Los empastes de resina, que son hechos con un compuesto acrílico, imitan fielmente el color de las piezas dentales, aunque son más caros y suelen requerir reemplazo más frecuentemente. Sin embargo, Montero aclaró que la calidad del material es excelente. Asimismo, destacó que la experiencia posoperatoria del paciente es idéntica en ambos casos, si los materiales son bien aplicados.

El Colegio de Cirujanos Dentistas de Costa Rica ha estipulado tarifas mínimas de ¢15.000 para las calzas negras y de ¢22.000 para restauraciones con resina en los trabajos más pequeños. En el caso de los trabajos más grandes, se ha definido el precio de ¢26.000 para amalgamas y de ¢37.000 para calzas blancas.

El doctor Rafael Porras, fiscal del colegio profesional, aclaró que estos son los precios mínimos que un especialista debe cobrar para garantizar las normas de seguridad para el paciente y la calidad de los materiales. Más allá de estos criterios, los precios aumentan según los servicios adicionales que se le ofrezcan al paciente.

  • Comparta este artículo
Entretenimiento

Empastes dentales, ¿blancos o negros?

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota