Entretenimiento

Entrevista con el cantante Rome Ramírez

A un paso de la banda Sublime with Rome

Actualizado el 27 de marzo de 2013 a las 12:00 am

Entretenimiento

A un paso de la banda Sublime with Rome

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Sobre los cimientos de la banda noventera, Sublime se construyó un nuevo proyecto: Sublime with Rome, que se presentará en Costa Rica este sábado. Viva conversó con Rome Ramírez, quien pasó de ser seguidor a ser el cantante de su banda favorita

Para muchos costarricenses, el verano y la vacación se complementan de manera perfecta con la música que hizo la banda estadounidense Sublime en la década de los 90.

Esa agrupación se formó en 1988, en Long Beach, California, por Bud Gaugh, Eric Wilson y Bradley Nowell. Sus primeros discos aparecieron entre 1992 y 1994, revelando una novedosa fusión de géneros como punk , ska y reggae .

En 1996, Nowell tuvo una sobredosis de heroína y falleció, justo después del lanzar Sublime , el tercer álbum de la banda y el primero con una disquera multinacional.

Luego de la muerte del cantante, la música de Sublime se volvió una de las más digeribles y populares de la parrilla de diversas emisoras radiofónicas. Antes, los músicos luchaban por mantenerse vivos y seguir grabando, e incluso tuvieron un pasado feliz en Costa Rica, en donde vivieron por un tiempo.

La muerte de Nowell significó la desintegración del grupo. Gaugh y Wilson continuaron tocando, especialmente en la costa californiana, y, en el 2009, conocieron a Rome Ramírez, joven cantante con la particularidad de poseer una voz muy similar a la de Bradley Nowell.

Juntos formaron Sublime with Rome y volvieron a tocar las canciones que los hicieron famosos. A la vez, publicaron el disco Yours Truly , en el 2011, y empezaron a dar conciertos alrededor del mundo.

Ahora, las circunstancias los traen de vuelta a Costa Rica. El grupo debutará –con este formato– en territorio costarricense este sábado 30 de marzo, en Club Pepper’s.

El chivo es producido por las promotoras Destiny y Stand Up!, y también tocarán las bandas locales Adaptados, Octopi y Ojo de Buey, y el DJ Selecta Marcus, quien pondrá música afín durante la velada.

Las entradas están a la venta hasta el final de este miércoles, en tiendas Insomnio, Ruta Urbana y Destiny Ink, a un precio general de ¢22.000. Además, el día del concierto, en la taquilla de Club Pepper's se podrán adquirir a ¢25.000.

PUBLICIDAD

Plática. Previo al concierto, el cantante Rome Ramírez conversó con Viva sobre la música de Sublime, la propia, sus expectativas sobre Costa Rica y la escena musical en la que se desenvuelve.

Junto a Ramírez, de 24 años, el sábado estarán en el escenario, como Sublime with Rome, el bajista Eric Wilson (miembro original de Sublime) y el baterista Josh Freese, que ha tocado con Nine Inch Nails y A Perfect Circle, entre otros.

Después de su reciente renuncia, Bud Gaugh (baterista original de Sublime) dijo que no sentía que fuera correcto tocar las canciones de Sublime en vivo. ¿Qué tal eso?

No, para nada. Digo, Bud llora todo el tiempo. Nunca ha sido ese tipo de persona que siempre está de gira y haciendo conciertos. A él le gusta quedarse en casa y no hacer nada, pero igualmente gana bastante plata (por las regalías de Sublime).

Sublime with Rome tiene sus propios éxitos radiales, como Take It or Leave It . ¿Cómo se perciben esas canciones en vivo, al lado de los temas eternos de Sublime?

Creo que nos ven pasando tan buen rato en el escenario, que todo trasciende a eso. Cuando llegas al concierto, entiendes un poco mejor las canciones. Siempre estamos agradecidos por todos los fanáticos que tenemos y porque nos siguen buscando para que toquemos.

Y tocan covers que van desde Nirvana hasta Grateful Dead...

Solo por ser fanáticos de la música, amigo. Primero somos fanáticos y, después, músicos. Escuchamos algo que nos gusta y nos parece bastante cool tocarlo en vivo.

De hecho, esa es más o menos su situación, ¿no? Fue un gran fan de Sublime antes de entrar a la banda.

¡Sí, claro, totalmente!

De todos los clásicos de Sublime, ¿cuál es su favorito de tocar?

Probablemente, Slow Ride .

También tiene un sencillo como solista. ¿Cómo va eso?

Sí, de hecho. También terminé de grabar todo el disco como solista. Espero que salga pronto. Estoy bastante emocionado al respecto.

¿Cree que podía lograr un disco como solista sin antes haber empezado con Sublime with Rome?

Sí, eventualmente lo habría logrado, creo. Pero no sé, no puedo explicarlo... ¡Es que Sublime with Rome es lo mejor y lo más divertido del mundo! La carrera como solista, sacando mi propia música, es difícil, es como un trabajo. Lo divertido es irme de gira con mis amigos y tocar mi música favorita del mundo. ¿No suena divertido? ¡Es increíble!

PUBLICIDAD

Claro que sí. Ahora, después de esta gira, ¿planean continuar con la banda y seguir sacando discos?

Sí, para siempre. Planeamos entrar al estudio de grabación a finales de este año y, tal vez, hacer un lanzamiento de Sublime with Rome el verano (estadounidense) del 2014.

Recientemente, bandas como The Dirty Heads y Rebellution han encabezado el movimiento de la música rock mezclada con reggae y ska , al estilo californiano. Eso es algo que Sublime empezó. ¿Cómo ve esa escena musical hoy en día?

No escucho mucha de la música de la escena. Mi artista favorito del género siempre va a ser Sublime, pero creo que The Dirty Heads lo ha llevado a un nuevo nivel y enfoque. También, le han empezado a cambiar muchas cosas. Me parece cool ver el poder que esa música tuvo, pero me gustaría verlo representado en las masas, como lo hizo Sublime, y creo que The Dirty Heads lo logra: toma las influencias, pero no es exagerado, sigue hablando de cosas verdaderas y es algo que puedes sonar en radio. Además, es intenso y potente: es lo que me gusta.

Es curioso, pero la música de Sublime como que nunca envejeció.

Es simplemente real, amigo. Brad hablaba de cosas de las que sabía, no lo de las que no sabía. Siempre escogía melodías fabulosas, no era sobreproducido ni poco producido; era fresco, nada más. Se mantendrá a prueba del tiempo. La base de guitarra, bajo, batería y vocales nunca envejecerá. La música que ellos hicieron vivirá por siempre.

Están tocando con Josh Freese en la batería, un tremendo baterista. ¿Qué tal les ha ido a su lado?

Es una locura. Me saca las lágrimas ¡Estamos tocando con Josh Freese! Es como Sublime con Josh Freese, y después con Rome (ríe). Él es muy gracioso, buena gente, con una energía tan positiva, que creo que estamos teniendo la mejor experiencia que hayamos tenido con la banda, siendo honesto.

Dicen que suenan muy tallados.

Sí. Te puedo decir que no suena flojo, eso de fijo. ¡Es Josh Freese!

A lo mejor Eric le ha contado algo sobre Costa Rica. Siempre ha habido rumores de que la banda tocó acá durante la década de los 90.

Eric tiene cientos de historias sobre Costa Rica. Ahí fue donde Brad aprendió a hablar español. También recuerdo la canción Caress Me Down en la que hablan del país.

¿Qué cree que será de su vida dentro de unos 10 años?

Me gustaría mejorar en cada álbum, en sonido, constantemente, como artistas. Algo que está mal con los artistas es que hacen el mismo disco todas las veces. Tienen miedo a alejarse de su zona de confort, y algunos fanáticos lo aceptan, pero es asqueroso; la música tiene que evolucionar. Eso es lo que veo en nosotros: evolución constante, mejoras y cambios.

¿Llegará el momento en el que toquen algo diferente a Sublime?

No lo sé. Me gustaría ver dónde nos lleva todo esto, amigo... Es difícil. Ojalá logremos algo más allá.

  • Comparta este artículo
Entretenimiento

A un paso de la banda Sublime with Rome

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Alessandro Solís Lerici

alessandro.solis@nacion.com

Periodista de Entretenimiento y cultura

Periodista de la Revista Dominical de La Nación. Bachiller en Periodismo de la Universidad Latina de Costa Rica. Escribe sobre temas sociales, internacionales, generaciones jóvenes, crónicas, problemáticas culturales.

Ver comentarios
Regresar a la nota