Entretenimiento

Ensayo

Fernando Leal Arias

Actualizado el 17 de marzo de 2013 a las 12:00 am

El filósofo obtuvo el galardón a causa de su libro Teoría de la eternidad (Editorial Alma Máter, 2012).

Entretenimiento

Fernando Leal Arias

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Fernando Leal
                 | JULIANA BARQUERO
ampliar
| JULIANA BARQUERO

El jurado ha otorgado el Premio Áncora de Ensayo 2011-2012 al libro "Teoría de la eternidad"(San José: Alma Máter, 2012), escrito por el doctor Fernando Leal Arias. El fallo se fundamenta en las siguientes consideraciones."Teoría de la eternidad" es un ensayo organizado en torno a un conjunto de ideas filosóficas acerca de la conciencia, la multiplicidad del mundo, la existencia del mundo humano, el tiempo, el espacio y la eternidad. El libro delinea y entremezcla esos temas de manera precisa hasta construir un gran mural de ideas; mediante el cual podemos comprender la compleja naturaleza del mundo, de sus movimientos y evoluciones, de la vida, y del lugar que la conciencia humana y el conocimiento ocupan en todo ello. La obra usa un rico acervo de información científica proveniente de la cosmología, la física y la biología. A ello debe agregarse un corpus de ideas provenientes de la tradición filosófica, antropológica y literaria. Se trata de un ensayo capaz de administrar, con sutileza y pertinencia, modelos explicativos y familias de conceptos altamente complejos. El libro es un ensayo tramado de manera cuidadosa y consistente. Es el producto de alguien que ejerce el oficio del ensayo con solvencia.

Teoría de la eternidad logra un tono certero, de frases precisas y recortadas, y momentos expositivos de una especial luminosidad poética y literaria. Transcribimos pasajes que muestran el tono que permanece constante en el ensayo:

“Las imágenes de objetos y procesos astronómicos, que observamos ahora en nuestro planeta, no son en sí lo que ocurrió, sino justamente ‘consecuencia viajera’ de lo que ocurrió y no existe actualmente. Ahora, su existencia se limita a tales consecuencias; por ejemplo, a las radiaciones que ‘ahora’ nos ofrecen la imagen de lo que fue. Por esto, es imposible tener una imagen real de un proceso futuro: primero, porque por ‘ahora’ no existe del todo y, en consecuencia, no puede enviarnos ninguna señal; y segundo, porque, respecto de ese proceso futuro, nosotros seremos pasado y, si acaso llegase a existir en ese futuro alguien que observase las señales del pasado, tal vez nos vería, pero no a nosotros mismos, sino nuestra imagen lumínica consecuente, que viajará mientras le sea posible, puesto que podría ser absorbida por un agujero negro y perderse para siempre”.

PUBLICIDAD

Teoría de la eternidad es un ensayo amarrado a una larga travesía intelectual y revela un estado de madurez y de limpieza conceptual que solo se consigue raramente. Es una cristalización de ideas y conjeturas que el escritor expone desde hace varias décadas mediante soportes diferentes.

Lea un comentario sobre "Teoría de la eternidad" en

http://www.nacion.com/2012-12-09/Ancora/tiempo-sin-fin-.aspx

  • Comparta este artículo
Entretenimiento

Fernando Leal Arias

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota