Nacional

MOPT colocará nuevos postes abatibles en la carretera a Limón

Actualizado el 24 de abril de 2017 a las 10:58 am

Sustitución de dispositivos costará ¢225 millones

Gobierno no pagará saldo pendiente a empresa que colocó equipos que se deterioraron antes de lo previsto

Nacional

MOPT colocará nuevos postes abatibles en la carretera a Limón

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

This picture loads on non-supporting browsers.
Aunque aún quedan algunos postes en pie, el MOPT removerá la totalidad para colocar unos de mejor calidad. (Rafael Pacheco.)

El Ministerio de Obras Públicas y Transportes (MOPT) removerá los postes que se colocaron hace casi dos años en el tramo de montaña de la ruta 32 y comprará nuevos dispositivos para instalarlos a lo largo de 37 kilómetros de esa vía.

El director de Ingeniería de Tránsito, Junior Araya, confirmó que las autoridades del MOPT le solicitaron iniciar un nuevo proyecto para sustituir los 2.000 postes deteriorados en aquella carretera, que une San José con Limón.

(Video) Así se encuentran los postes abatibles en la ruta 32 (Mariana Artavia)

De acuerdo con el funcionario, la petición del ministro de Obras Públicas y Transportes, Carlos Villalta, comprende tres aspectos: remover todos los postes, demarcar la vía cuya pintura no ha recibido mantenimiento en casi dos años por una disputa legal con la empresa a cargo y comprar nuevos dispositivos para cubrir el tramo que va desde el peaje hasta el cruce a Río Frío.

Los requerimientos para los nuevos postes serán similares a los pedidos a la empresa JyL Señalizaciones, pero que, según el Ministerio de Obras Públicas y Transportes (MOPT), esta no atendió.

El Ministerio asegura que los equipos colocados en junio de 2015 se deterioraron porque no cumplían con las especificaciones técnicas establecidas en el cartel de licitación.

Postes nuevos tendrán las mismas características (FIORELLA MORA Y PATRICIA RECIO/ LA NACIÓN)

LEA: Postes abatibles desaparecen de ruta 32 por disputa legal

El cartel anterior, por ejemplo, establecía que los postes debían soportar hasta 200 impactos de vehículos de 5.000 libras (automotores de doble tracción) que viajen a una velocidad de 70 kilómetros por hora.

"Lo que se demostró en este concurso anterior es que lo que ellos habían ofrecido no se ajustaba a lo que se había solicitado en el cartel, el deterioro fue más acelerado de lo que se suponía, porque evidentemente sí sufren un deterioro.

"También es importante destacar que al inicio del proyecto muchos conductores de vehículos pesados le pasaban por encima a los postes al propio, ya después no. Esperamos que la gente haya hecho consciencia de que los postes pueden salvarle la vida", indicó Araya.

Con respecto a la pintura, el contrato con JyL incluía una garantía sobre la retroreflectividad; sin embargo, la empresa no realizó este mantenimiento, de acuerdo con los alegatos del MOPT.

Además, añadió Araya, las condiciones de humedad de la carretera Braulio Carrillo, la cantidad de automores que transitan por esa vía y el porcentaje de vehículos pesados hacen que la vida útil de la pintura sea menor que en otras rutas.

A pesar de la poca duración de los postes, las autoridades consideran que el proyecto ha sido exitoso porque habría contribuido a disminuir los accidentes mortales en esa zona, pues durante el primer año desde la colocación de los dispositivos (junio de 2015) no se registró ninguna muerte en carretera. En el 2014 hubo cuatro fallecidos y tres en el primer semestre del 2015.

Disputa legal

El nuevo proyecto representará una inversión de ¢225 millones y se espera que los nuevos dispositivos se empiecen a colocar antes de que termine el año. El costo del plan fallido fue de ¢223 millones.

El MOPT también resolvió que no pagaría a la empresa JyL los ¢90 millones que le mantenía retenidos tras determinar que los dispositivos no cumplían con lo solicitado.

La decisión se basa en una serie de pruebas que realizó el Instituto Tecnológico de Costa Rica (ITCR), mediante las cuales, según el Consejo de Seguridad Vial, se comprobó que los palos solo resistían alrededor de 60 impactos y no 200, por lo tanto no cumplían con el objetivo para el cual se adquirieron.

Por su parte, el abogado de la empresa, Adrián Leitón, aseguró que iniciarán un proceso judicial contra el Estado por el impago del contrato suscrito.

LEA : 31% de los postes abatibles de la ruta 32 no soportó el primer año

Según Leitón, el MOPT debe pagar los postes que aprovechó y además aportar "pruebas concluyentes de que hay defectos graves".

"Para resolver un contrato público, el Estado tiene que tener prueba concluyente de que hay defectos graves. Un contrato no se puede resolver por pequeñeces y en este caso no hay pruebas concluyentes, lo que hay es una chambonada de pruebas que hicieron en el Tecnológico, que no llevan a ninguna conclusión seria", aseveró.

El abogado insistió en que el deterioro de los postes se debió al mal uso que dieron los conductores de los postes y al vandalismo.

  • Comparta este artículo
Nacional

MOPT colocará nuevos postes abatibles en la carretera a Limón

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Patricia Recio

arecio@nacion.com

Periodista

Periodista en la sección digital de La Nación. Bachiller en Periodismo de la Universidad Internacional de las Américas. Escribe sobre temas de sociedad y servicios.

Ver comentarios
Regresar a la nota