Nacional

Hermanitos se enfrentan al peligro para ir a la escuela

Actualizado el 06 de febrero de 2013 a las 12:00 am

Niños viajan a caballo entre peñascos o en bote por el San Juan, tras caída de puente en la trocha

Nacional

Hermanitos se enfrentan al peligro para ir a la escuela

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

San Carlos (Redacción). Están decididos

a correr cualquier riesgo con tal de seguir en la escuela.

Brandon, Alain e Ingrid Valerio Cordero, de 11,8 y 7 años, respectivamente, parecen estar acostumbrados a enfrentar el peligro y así se lo hicieron saber a su papá, cuando la semana anterior él les hizo saber que consideraba no enviarlos a clases.

Las preocupaciones del padre, Alain Valerio, pequeño agricultor de Chorreras de Cutris se deben a que la caída del puente de tucas sobre la quebrada Chorreras, complica el trasladado de sus hijos a la escuela.

La familia vive a seis km al este de la escuela local, sobre una loma entre la trocha y la margen tica del San Juan.

Ellos y otros niños de la frontera con Nicaragua solamente tienen dos alternativas para hacer el recorrido.

Una; montar a caballo bajando y subiendo peñascos, y cruzar la quebrada Chorreras, que desemboca en el San Juan y que en invierno es muy caudalosa.

La segunda: viajar en un pequeño bote de madera, pero en el caso de los Valerio, su padre tendría que gastar diariamente ¢7 mil, gasto que asegura no poder financiar.

Valerio mencionó una tercera opción; sacarlos de la zona, llevándolos a otra comunidad—la más cercana Boca San Carlos está a 20 km) pero ellos no están de acuerdo para no separarse de papá y mamá.

“Lo estoy pensando mucho. Por un lado temo que si lo hacen por tierra el caballo se desboque y ellos queden en el fondo de un barranco.En el verano la quebrada se puede cruzar pero en días de lluvia sería como exponerlos a morir y yo no quiero eso para ellos, ni para nadie”, expresó.

”Por el San Juan, el problema es económico pues mis ingresos no alcanzan para gastar semanalmente alrededor de ¢40 mil en gasolina”, añadió el agricultor.

Sus argumentos son atendibles pero sus hijos están decididos a permanecer en las aulas.

“Queremos seguir aprendiendo”, dijo Alaín hijo.

Mario Cambronero, dirigente de Chorreras, exhortó al gobierno central y a la Municipalidad a reconstruir conjuntamente el puente.

“Es cierto que la escuela tiene pocos alumnos pero esos pocos también tienen derecho a la educación y en vez de abandonarlos hay que apoyarlos” agregó Cambronero.

  • Comparta este artículo
Nacional

Hermanitos se enfrentan al peligro para ir a la escuela

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota