Nacional

Salud y Sala IV exigen a municipios erradicar botaderos a cielo abierto

Guanacaste en apuros por falta de rellenos para desechar basura

Actualizado el 07 de junio de 2011 a las 12:00 am

Liberia y Tilarán deben cerrar sus depósitos en julio; Cañas, a fin de año

Basura de Tilarán viajará 80 km hasta Miramar; tarifa por servicio se triplicará

Nacional

Guanacaste en apuros por falta de rellenos para desechar basura

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

                         Los zopilotes abundan en el botadero de basura de Tilarán, el cual  deberá cerrar el próximo 15 de julio. | JULIO SEGURA
ampliar
Los zopilotes abundan en el botadero de basura de Tilarán, el cual deberá cerrar el próximo 15 de julio. | JULIO SEGURA

Los 280.000 habitantes de Guanacaste tienen serios problemas para desechar la basura que producen debido a la falta de rellenos sanitarios en esa provincia.

Ante la escasez de alternativas, las municipalidades intentan dar largas a las órdenes emitidas por el Ministerio de Salud y la Sala Constitucional para cerrar o mejorar los actuales vertederos.

La provincia que tuvo un auge en la construcción hasta el 2008, cuenta con un aeropuerto internacional para recibir a miles de turistas al año y tiene un fuerte desarrollo hotelero, pero solo dispone de botaderos a cielo abierto.

También posee algunas “gavetas” controladas, donde los desperdicios si acaso son cubiertos con tierra y hay fumigación dos veces por semana.

“Guanacaste tiene problemas en todos sus cantones, no hay un solo relleno sanitario.

“La discusión es grave. Estamos colapsados y no tenemos alternativa: o lo entregamos a un privado (el servicio de tratamiento) o construimos un par de rellenos sanitarios que lleva un proceso de unos cuatro años”, advirtió Juan Rafael Marín, ministro de Descentralización Municipal.

Marín es originario de Hojancha, donde fue alcalde.

El caso más grave lo enfrenta Tilarán, que debe cerrar el vertedero el próximo 15 de julio.

El alcalde Jovel Arias Ortega indicó que la medida fue impugnada, pero que si deben acatarla tendrán que trasladar las 12 toneladas diarias de desperdicios que genera el cantón hasta un relleno sanitario en Miramar de Montes de Oro, Puntarenas.

Esto implicará que el camión recolector destine una hora y media en recorrer los 80 kilómetros para llegar a ese lugar.

La consecuencia para los 16.500 vecinos será un alza del 200% en la tarifa, adelantó Arias. Así, el costo por desechar basura comercial pasará de ¢9.605 por trimestre a ¢28.815, y el de la residencial subirá de ¢3.842 a ¢11.526.

Otros casos. Liberia también debe cerrar su botadero en julio, aunque el alcalde Luis Gerardo Castañeda confía en obtener una prórroga mientras contratan a una empresa para que convierta ese depósito en un relleno sanitario.

“La basura es el ojo de la tormenta en Guanacaste. Nos hemos quedado rezagados porque les han dado una brasa caliente a los gobiernos locales que, con los recursos escasos que tenemos, debemos hacerle frente a esta situación”, afirmó Castañeda, cuyo cantón produce 70 toneladas diarias de desperdicios.

PUBLICIDAD

Entre tanto, Santa Cruz debe encontrar una solución en dos años, reconoció ayer María Luisa Ávila, ministra de Salud. En Cañas, la situación también es bastante crítica. El alcalde Lizanías Zúñiga indicó que en diciembre tendrán que clausurar el botadero donde depositan 30 toneladas de basura al día.

Por su parte, Nicoya recibió la orden de hacer un cierre técnico del vertedero en el 2004. No obstante, las instalaciones todavía están operando. Colaboraron: Irene Vizcaíno y Julio Segura.

  • Comparta este artículo
Nacional

Guanacaste en apuros por falta de rellenos para desechar basura

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota