Mundo

El rostro visible de Washington en la revuelta

Actualizado el 13 de septiembre de 2012 a las 12:00 am

Mundo

El rostro visible de Washington en la revuelta

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

                         El 11 de abril de 2011, Chris Stevens se reunió en Bengasi con miembros de la Liga Árabe. | AP
ampliar
El 11 de abril de 2011, Chris Stevens se reunió en Bengasi con miembros de la Liga Árabe. | AP

Washington. EFE. El embajador de EE.UU. en Libia, Chris Stevens, fue el rostro visible de Washington durante la revuelta contra Muammar Gadafi en el 2011, y murió en “la ciudad que ayudó a salvar”, según recordó ayer el presidente Barack Obama, en referencia a Bengasi.

Stevens ocupaba el puesto de embajador en Libia desde mayo, pero conocía bien el país que le vio morir a los 52 años.

Su amplia experiencia en Oriente Medio hizo que la secretaria de Estado de EE.UU., Hillary Clinton, lo convirtiera en enviado especial a Bengasi poco después de empezar las revueltas populares contra el régimen de Gadafi, en abril del 2011.

“A lo largo de la revolución libia, sirvió desinteresadamente a nuestro país y al pueblo libio en nuestra misión en Bengasi. Su legado permanecerá dondequiera que los seres humanos busquen libertad y justicia” , expresó ayer Obama en un comunicado.

Mientras que el entonces embajador en Libia, Gene Cretz, regresó a EE. UU. antes de desatarse la operación aliada contra Gadafi, Stevens permaneció hasta noviembre de 2011 en Bengasi, el bastión de los rebeldes libios.

  • Comparta este artículo
Mundo

El rostro visible de Washington en la revuelta

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota