Mundo

Espera respuesta sobre espionaje

Presidenta de Brasil deja en suspenso decisión de visitar Estados Unidos

Actualizado el 07 de septiembre de 2013 a las 12:00 am

Afirma que Obama prometió explicación para miércoles sobre interceptaciones

Peña Nieto no quiere que ese asunto perjudique relación y cooperación bilateral

Mundo

Presidenta de Brasil deja en suspenso decisión de visitar Estados Unidos

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Obama responderá a Rousseff (AFP)

Río de Janeiro. AP y AFP. La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, dijo ayer que decidirá si cancela o no su viaje a Estados Unidos tras recibir respuesta de Washington sobre el espionaje del que presuntamente fueron objeto sus colaboradores .

Después de una reunión con el presidente estadounidense, Barack Obama en Rusia durante la cumbre del Grupo de los 20, Rousseff, escribió en la cuenta de Twitter de la presidencia de Brasil que su viaje a Washington dependerá de las condiciones políticas.

Agregó que Obama prometió dar una explicación el miércoles sobre el espionaje y que ella dentro de poco propondrá en Naciones Unidas nuevas regulaciones internacionales sobre la protección de la privacidad, aunque no dio detalles sobre cuáles serían.

Rousseff tiene previsto viajar a Washington a fines de octubre y recibió una invitación para recibir un banquete de Estado, la única cena de ese tipo para un líder extranjero prevista para este año.

Pero un reporte de que programa de espionaje de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA) había interceptado las comunicaciones de los principales colaboradores de Rousseff había puesto el viaje en duda y acrecentó las tensiones entre las dos grandes naciones del continente americano.

Ese reporte fue difundido por Globo TV el fin de semana pasado y tenía como base los documentos filtrados por Edward Snowden al periodista estadounidense Glenn Greenwald, quien vive en Río de Janeiro y trabajó con la red sobre la información.

Según la información, la agencia estadounidense interceptó las comunicaciones de los colaboradores con quienes hablaba Rousseff, entre sí y con terceras personas, de acuerdo con un documentos del NSA de junio del 2012.

El presidente de EE.UU., Barack Obama, saluda a su homóloga de Brasil, Dilma Rousseff, momentos antes de la foto de familia de los líderes y ministros de Exteriores presentes en la cumbre del G-20 en San Petersburgo. | EFE
ampliar
El presidente de EE.UU., Barack Obama, saluda a su homóloga de Brasil, Dilma Rousseff, momentos antes de la foto de familia de los líderes y ministros de Exteriores presentes en la cumbre del G-20 en San Petersburgo. | EFE

Greenwald dijo que el documento, aunque no tienen fragmentos de las comunicaciones de Rousseff, puso en claro que los funcionarios estadounidenses leían su e-mail y sus mensajes de texto.

La Casa Blanca confirmó que Obama habló individualmente sobre los programas de espionaje de la NSA tanto con Rousseff como con el presidente mexicano, Enrique Pena Nieto, quien según el reporte de Globo, también objeto del programa de espionaje.

Peña Nieto indicó ayer que Obama le reafirmó su compromiso de investigar las revelaciones de espionaje para no perjudicar la relación bilateral.

PUBLICIDAD

“Y de haber acciones que hubiesen estado fuera de la ley, deslindar responsabilidades e imponer las sanciones que corresponde”, agregó en una conferencia de prensa al término de la cumbre del G-20 en San Petersburgo.

  • Comparta este artículo
Mundo

Presidenta de Brasil deja en suspenso decisión de visitar Estados Unidos

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota