Mundo

Ola de saqueos en medio de huelga policial deja un muerto en Argentina

Actualizado el 04 de diciembre de 2013 a las 08:46 am

Policías demandan mejores condiciones salariales

Al menos 52 personas fuero detenidas

Mundo

Ola de saqueos en medio de huelga policial deja un muerto en Argentina

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Una ola de robos y saqueos en la provincia argentina de Córdoba (centro) en el marco de una huelga policial dejó en la madrugada del miércoles un muerto, un número indeterminado de heridos y 52 detenidos.

La ola de violencia se desató al caer la noche del martes en la ciudad de Córdoba, la capital provincial, 700 km al noroeste de Buenos Aires, mientras unos 3.000 policías se mantenían acuartelados por demandas salariales en el distrito, que cuenta con unos 22.000 efectivos.

Unas 52 personas fueron detenidas, informó el gobernador José Manuel de la Sota, y decenas de personas fueron atendidas en hospitales, dijeron fuentes médicas.

Un joven de 20 años murió de un balazo en el tórax, contó el director del hospital San Roque, Daniel Mercado, quien no pudo precisar si se trataba de un asaltante o de un vecino.

Los policías reclaman aumentos de más de 100% para llevar el salario básico a 13.000 pesos (2.100 dólares), en un prolongado conflicto cuya cara visible fue un campamento de protesta que hace varios días montaron las esposas de los uniformados.

 Algunas personas  saquearon las tiendas en la central provincia argentina de Córdoba, cuando la policía exigiendo aumentos de sueldo se negaron a salir de sus cuarteles.
ampliar
Algunas personas saquearon las tiendas en la central provincia argentina de Córdoba, cuando la policía exigiendo aumentos de sueldo se negaron a salir de sus cuarteles. (AFP.)
En el barrio cordobés Cerveceros, donde mantienen la protesta, Yanina, esposa de un policía acuartelado -erigida en vocera de su marido, que no puede hablar porque sería exonerado de la fuerza- pidió "disculpas a los vecinos" y aseguró que la protesta seguirá "hasta que haya una solución".

"Seguiremos hasta que el gobernador nos dé una propuesta coherente, nos ofrece 8.000 pesos pero en negro y eso deja afuera a nuestros retirados", dijo a la televisión Ivana, esposa de otro policía.

Tras los desmanes y ofrecer un aumento que no conformaba a los acuartelados, el gobernador lanzó el miércoles un ultimátum a los uniformados para que depongan la medidas, bajo amenaza de sancionarlos.

Mientras seguían las negociaciones, la calma regresaba a Córdoba, aunque algunos saqueos aislados que eran enfrentados por vecinos, según imágenes de televisión.

Durante la noche y la madrugada, bandas de delincuentes, muchos de ellos en moto, se desplazaron por distintos barrios de Córdoba, asaltaron y causaron destrozos en comercios y supermercados, a raíz de la falta de custodia policial, ante la impotencia de comerciantes y vecinos.

PUBLICIDAD

Vándalos ingresaron incluso en viviendas particulares y reclamaban dinero a los habitantes, contaron las víctimas.

Algunos estudiantes salieron a la calle en el barrio universitario de Villa Allende, en las afueras de Córdoba, con palos y otras defensas caseras para enfrentar a los asaltantes, justificaron ante periodistas locales.

Un equipo de periodistas del canal local Teleocho fue asaltado mientras transmitía al aire.

"Esto no fue un saqueo por pobreza, no ha habido saqueo de alimentos. Acá ha habido presencia delictiva, tiene más viso de situación de delito y saqueos que de un movimiento social por hambre", declaró a la televisión Pedro Torres, el obispo auxiliar de Córdoba.

La provincia, segundo distrito en importancia del país por cantidad de población (3,5 millones), suspendió las actividades escolares y el transporte público en forma preventiva, según un reporte oficial.

Los comercios, los bancos, las universidades, se mantenían cerrados, así como los expendedores de gasolina y gran parte de los habitantes permanecían refugiados en sus casas, según la prensa local.

Córdoba es una provincia de rica producción agropecuaria e industrial, además de ser un fuerte imán para el turismo por sus valles, bosques y sierras atravesadas por ríos.

El secretario de Seguridad, Sergio Berni, anunció el envío este miércoles de 2.000 gendarmes a la provincia, en medio de acusaciones cruzadas entre el gobernador, un peronista opositor, y el gobierno federal, sobre la supuesta falta de asistencia al distrito.

Los reclamos salariales se agudizaron mientras en setiembre pasado, el jefe antidrogas de la policía de Córdoba y otros cuatro agentes quedaron detenidos bajo el cargo de tener vínculos con el narcotráfico.

  • Comparta este artículo
Mundo

Ola de saqueos en medio de huelga policial deja un muerto en Argentina

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota