Mundo

Isaac pierde fuerza y ahora es tormenta

Actualizado el 29 de agosto de 2012 a las 12:00 am

Autoridades ordenan evacuación de 3.000 personas residentes en las afueras de Nueva Orleans

Mundo

Isaac pierde fuerza y ahora es tormenta

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

                         Los fuertes vientos se trajeron al suelo este semáforo en pleno centro de Nueva Orlans. | AFP
ampliar
Los fuertes vientos se trajeron al suelo este semáforo en pleno centro de Nueva Orlans. | AFP

Nueva Orleans, EE. UU. (AFP). El huracán Isaac fue degradado este miércoles a tormenta tropical, pero sus fuertes lluvias continúan azotando a Nueva Orleans, siete años después de la devastador ciclón Katrina, mientras se reporta el primer muerto en el estado de Luisiana.

“Isaac se debilitó a tormenta tropical, aunque todavía existe la posibilidad de (provocar) peligrosas crecidas e inundaciones", informó el Centro Nacional de Huracanes (CNH) estadounidense, en su último informe.

Las autoridades ordenaron la evacuación de unas 3.000 personas en la parroquia de Plaquemines, en las afueras de Nueva Orleans, la zona más afectada por la tormenta, que genera todavía ráfagas de viento de 113 kilómetros por hora y muy fuertes lluvias, provocando inundaciones.

Al menos una persona murió como consecuencia de Isaac , dijo el gobernador de Luisiana, Bob Jindal, citando informes no confirmados. Miles de personas estaban sin energía eléctrica, mientras otras fueron obligadas a esperar en techos y áticos a los socorristas.

"Todavía hay riesgos mortales de marejada e inundaciones tierra adentro", advirtió a su vez el CNH.

Tornados aislados pueden igualmente producirse a lo largo de las costas del Golfo de México y del río Misisipi, agregó.

La tormenta se encontraba 80 km al sudoeste de Nueva Orleans y 90 km al sudeste de Baton Rouge, la capital del estado, y se dirigía hacia el noroeste a 9 km/h. El ojo de Isaac debería pasar por tierras de Luisiana miércoles y jueves, antes de alcanzar el sur del estado de Arkansas en la mañana del viernes.

El gobierno está haciendo "todo lo posible" para ayudar a las víctimas del fenómeno, dijo este miércoles el presidente Barack Obama, que se encuentra en plena campaña en la ciudad de Charlottesville, Virginia (este). "Nuestros pensamientos están con ustedes", agregó.

El candidato republicano a la Casa Blanca, Mitt Romney, dijo a su vez que sus "pensamientos" estaban "con la gente de los estados (ribereños) del golfo" de México barridos por Isaac.

"Aprecio vuestra invitación a un acto en tierras secas", dijo Romney en un discurso pronunciado en Indiana (norte), adonde el candidato llegó procedente de la convención de su partido en Tampa (Florida, sudeste).

PUBLICIDAD

Según las primeras estimaciones del modelador de desastres Eqecat, Isaac podría causar pérdidas por 2.500 millones de dólares en tierra y en las costas de Luisiana y alrededores.

Las cifras podrían incrementarse a medida que se obtiene más información, pero los daños provocados por Isaac no se acercarían a los 125.000 millones de dólares perdidos como consecuencia del paso del huracán Katrina, que devastó la costa estadounidense del Golfo de México en 2005.

El servicio meteorológico informó sobre un aumento del nivel del mar de tres metros en algunos sectores de Luisiana, y advirtió que las fuertes lluvias podrían provocar "inundaciones significativas en áreas bajas" de este estado, el sur de Misisipi y el suroeste de Alabama.

En Luisiana, Isaac , que el martes alcanzó la categoría 1 de huracán, llegó acompañado de lluvias diluvianas y vientos muy violentos; en Nueva Orleans, donde aún no ha llegado el ojo de la tormenta, se registraron ráfagas superiores a los 110 km/h cerca del aeropuerto, que canceló todos los vuelos previstos para martes y miércoles.

El agua se elevó súbitamente hasta una altura de 3,6 metros en algunas casas de un sector residencial, dijo a CNN Billy Nungesser, presidente del condado.

Como Isaac avanza "lentamente", las autoridades temen por fuertes inundaciones, con precipitaciones de entre 250 a 400 mm e "incluso más", dijo a la prensa el alcalde de Nueva Orleans, Mitch Landrieu.

Tras la ruptura de líneas del tendido eléctrico provocada por el viento, más de 512.000 hogares en Luisiana se encontraban sin energía en la mañana de este miércoles, informó la compañía Entergy Louisiana.

Las autoridades se muestran optimistas, asegurando que esta vez Nueva Orleans escapará a lo peor gracias a los miles de millones de dólares que fueron destinados a reforzar los diques y los sistemas de bombeo en los últimos siete años.

El sistema anti-inundación construido en torno a Nueva Orleans luego del pasaje de Katrina, con 560 km de diques con paredes corredizas contra las crecidas y 78 estaciones de bombeo, se ha revelado resistente, aseguró este miércoles el cuerpo de ingenieros del ejército.

"Tenemos confianza en ese sistema", señaló el organismo en un comunicado, subrayando que los diques que quedaron sumergidos en el condado de Plaquemines (Luisiana) a causa de Isaac no forman parte de esta red.

PUBLICIDAD

"Esto nos trae recuerdos", afirmó Melody Barkum, de 56 años, quien pasó varios días bloqueada en un techo a la espera de la llegada de los socorristas tras el paso de Katrina, que inundó un 80% de la ciudad. "Si sobreviví a Katrina, puedo sobrevivir a esto", dijo a la AFP.

Más de 33.500 miembros de la Guardia Nacional y cerca de 100 aviones y helicópteros están listos para intervenir en los cuatro estados amenazados por el huracán: Florida, Alabama, Misisipi y Luisiana.

En Luisiana, más de 4.000 miembros de la Guardia Nacional estaban movilizados y 48 equipos de socorro con botes, listos para ayudar a los afectados.

  • Comparta este artículo
Mundo

Isaac pierde fuerza y ahora es tormenta

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota