Mundo

Huella presente en la economía

Actualizado el 09 de abril de 2013 a las 12:00 am

Mundo

Huella presente en la economía

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Londres. AFP. Margaret Thatcher dejó una huella imborrable en la economía británica, y la estrategia de todos sus sucesores desde hace 20 años, fueran laboristas o conservadores, se ha medido a su aplastante legado.

El actual primer ministro, el conservador David Cameron, no escapa a la regla. Su política económica, marcada por un drástico plan de rigor, suscita regularmente interrogantes en los medios de comunicación: ¿tendrá sobre el país efectos tan radicales como los de Margaret Thatcher ?

Su predecesor laborista, Tony Blair (1997-2007), fue catalogado también de heredero de la Dama de Hierro, en la medida en que se alineó a las grandes orientaciones de la “ revolución conservadora” , como la desregularización de los servicios financieros o la privatización del sector público.

Artífice del Nuevo Laborismo, Blair desplazó a su partido hacia la centroderecha, acercándolo a la ideología de los “tories” de Thatcher. Llegó a ganarse el apodo de “Tory Blair”, aunque también se desmarcó de la Dama de Hierro dando más medios a sectores como la salud y la educación.

En el momento de la muerte de Thatcher , la sociedad británica parece todavía más thatcherista que cuando ella gobernaba, y las críticas se multiplican actualmente en la prensa popular contra la generosidad de los subsidios sociales.

“Ahora somos todos hijos de Thatcher”, dedujo el Daily Telegraph , cercano a los conservadores. Una opinión que comparte The Guardian (centroizquierda), para el que el “Reino Unido es más thatcherista que en los años 1980”.

Así se explica por qué los recortes presupuestarios de la coalición en el poder, más estrictos que durante la era Thatcher, no suscitaron al menos hasta ahora una revuelta popular. Proclamando su admiración por Thatcher, Cameron afirma encarnar un “conservadurismo compasivo”.

  • Comparta este artículo
Mundo

Huella presente en la economía

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota