Mundo

Político chino

Fallece Qi Benyu, uno de los grandes propagandistas de la Revolución Cultural

Actualizado el 23 de abril de 2016 a las 12:00 am

Propagandista de Revolución Cultural

Mundo

Fallece Qi Benyu, uno de los grandes propagandistas de la Revolución Cultural

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Pekín.EFE El estudioso político Qi Benyu, uno de los principales propagandistas del ala más izquierdista del Partido Comunista de China (PCCh), que tuvo un papel clave en la orientación del país durante la Revolución Cultural (1966-1976), falleció en Shanghái a los 85 años.

Según recordó el jueves el diario independiente South China Morning Post , Qi, shanghainés nacido en 1931, era el último superviviente del grupo impulsor de la Revolución Cultural, que se impuso en aquellos años a la Oficina Política y el Secretariado del PCCh para tomar de facto las riendas políticas de la República Popular.

Influyente. Qi, que llegó a ser la mano derecha de Mao Zedong como máximo responsable de propaganda del PCCh, estaba considerado como uno de los responsables de la purga del entonces presidente Liu Shaoqi, al inicio de la Revolución Cultural, acusado de reformismo contrarrevolucionario, tras lo cual Mao recuperó el poder.

Hasta recientemente el anciano Qi había mantenido y hecho públicos sus puntos de vista de ultraizquierda sobre el rumbo que, en su opinión, debería tomar el país, e incluso había hecho llamamientos a una reedición de la Revolución Cultural en la China actual para recuperar las raíces comunistas de la política nacional.

La muerte de Qi coincide con el próximo aniversario de los 50 años desde que comenzó aquel convulso movimiento político, el 16 de mayo de 1966, que afectó a toda una generación de chinos, con la paralización de la vida académica del país y purgas de intelectuales y “reformistas” acusados de alejarse de la ortodoxia maoísta.

Actualmente, la opinión oficial de Pekín sobre aquellos años reconoce que marcaron una época de “desastre” y “turbulencias internas”, aunque siempre se ha evitado culpar a Mao como su último responsable directo, y por lo general se han restringido desde entonces los trabajos académicos e incluso artísticos al respecto.

La carrera política de Qi, que murió a causa de un cáncer, había estado estrechamente relacionada, de hecho, con Jiang Qing, esposa de Mao y una de las cuatro personas -la llamada “Banda de los Cuatro”- consideradas oficialmente como últimas responsables de impulsar y llevar a cabo la Revolución Cultural.

Tras graduarse en la escuela de cuadros de la Liga de la Juventud Comunista del PCCh, en 1950, Qi pasó a formar parte de la oficina personal del propio presidente Mao, desde donde fue promovido hasta la dirección general de la oficina del Comité Central del PCCh y la subdirección del diario “Bandera Roja”.

Este medio fue uno de los principales instrumentos de inspiración ideológica y de apoyo político para su campaña “antirreformista” durante la Revolución Cultural.

Como secretario de la oficina de Mao Zedong y ayudante de confianza de Jiang Qing, Qi participó en la elaboración del borrador de la llamada “Notificación del 16 de Mayo” de 1966, que formalizó la creación de una “Oficina Política (del PCCh) expandida” y la toma del poder por el grupo de impulsores de la Revolución Cultural.

Aquello supuso la inmediata expulsión de políticos más moderados, como el secretario general del PCCh de Pekín, Peng Zhen, y su máximo responsable policial, Luo Ruiqing, y el inicio de toda una década en la que miles de políticos e intelectuales fueron purgados, encarcelados o enviados a campos de “reeducación por el trabajo”.

  • Comparta este artículo
Mundo

Fallece Qi Benyu, uno de los grandes propagandistas de la Revolución Cultural

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota