Crece polémica tras muerte de posible exespía de Mosad en cárcel israelí

Israel confirmó que tuvo preso a un individuo con nacionalidad extranjera e israelí que se suicidó durante su detención, sin revelar su identidad ni los cargos en su contra.


        
        
      Vista externa de la cárcel Israeli Ayalon, en Ramle cerca de Tel Aviv. | AFP.
Vista externa de la cárcel Israeli Ayalon, en Ramle cerca de Tel Aviv. | AFP. ampliar

Jerusalén. (AFP). La misteriosa muerte en una cárcel israelí en diciembre de 2010 de un posible ex espía australiano-israelí del Mosad daba lugar este jueves a una creciente polémica en Israel.

El miércoles pasado, Israel confirmó que tuvo preso por razones de seguridad a un individuo con nacionalidad extranjera e israelí que se suicidó durante su detención, sin revelar su identidad ni los cargos en su contra.

Según la televisión australiana ABC, el individuo se llamaba Ben Zygier y se colgó a la edad de 34 años en una celda de la cárcel, a pesar de sus sofisticados sistemas de vigilancia, en diciembre de 2010.

Casado y padre de dos hijos, Ben Zygier, quien habría vivido unos diez años en Israel antes de su detención, fue reclutado como agente por el Mosad, el servicio israelí de inteligencia exterior, precisó el canal ABC.

Un abogado especialista de Derechos Humanos, Avigdor Feldman, quien se entrevistó con él días antes de su muerte, dijo que el preso no daba la impresión de planear suicidarse. "Nada parecía indicar que se fuera a suicidar", declaró el abogado.

Feldman se preguntó cómo un hombre en aislamiento total logró suicidarse en la cárcel considerada como la más segura del país.

El hecho de "que un hombre encarcelado en una cárcel de este tipo, vigilada sin interrupción 24 horas sobre 24, logre colgarse, propicia todo tipo de teorías sobre posibles conspiraciones", afirmó.

Un editorialista estimó en la edición del jueves del diario de izquierda Haaretz que pudo haber habido negligencia por parte del servicio penitenciario, pero también consideró posible que "alguien haya llevado a Zygier a la muerte, psicológica o tal vez hasta físicamente".

Sin compartir totalmente esta hipótesis, varios comentaristas recalcaron numerosas interrogantes sobre el caso.

El editorialista de Yediot Aharonot, Shimon Shiffer, se pregunta si "diferentes organismos gubernamentales, incluyendo al fiscal general y las agencias de seguridad, intentaron (...) impedir una investigación independiente sobre las circunstancias de su muerte".

No obstante, otros analistas recalcan que, según el ministerio de Justicia, se había comunicado inmediatamente a su familia el arresto de Ben Zygier, se habían puesto abogados a su disposición y se habían respetado todos los procedimientos legales.

Por su parte, Maariv (derecha), critica "las informaciones publicadas en Australia, que presentan a un hombre encarcelado sin juicio ni procedimientos legales, totalmente aislado".

Dos diputados israelíes de oposición habían interrogado el martes en el Parlamento al ministro de Justicia, Yaakov Neeman, sobre el caso.

"¿Confirma usted el hecho de que este ciudadano australiano se ha suicidado en prisión bajo un nombre falso, sin que se revele que estaba detenido en Israel ?", preguntó el diputado árabe israelí Ahmed Tibi.

En la misma sesión, la dirigente del partido de izquierda Meretz, Zehava Galon, preguntó al ministro si considera "normal que la oficina del primer ministro (Benjamin Netanyahu) invite a los directivos de los principales medios de comunicación (israelíes) a evitar la publicación de una información susceptible de molestar a Israel".

A todas estas preguntas, Neeman respondió que no podía contestar "porque el ministerio de Justicia no es responsable de las prisiones".

Para la prensa israelí, se había impuesto un apagón informativo en este asunto, sometido a la censura.

Rellene los campos para enviar el contenido por coreo electrónico.

Enviar:

Noticia La Nación: Crece polémica tras muerte de posible exespía de Mosad en cárcel israelí