Mundo

Cada vez son más los niños usados por Boko Haram en ataques suicidas

Actualizado el 13 de abril de 2017 a las 09:30 am

Mundo

Cada vez son más los niños usados por Boko Haram en ataques suicidas

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

El número de niños utilizados por el grupo yihadista Boko Haram para ejecutar ataques suicidas aumentó fuertemente en los primeros meses de 2017, denunció el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef).

"El número de niños utilizados en ataques suicidas en el conflicto del lago Chad se eleva a 27 en el primer trimestre de 2017, contra nueve en el mismo periodo del año pasado", indicó un informe de la organización. 

"Esta es la peor utilización que se puede hacer de un niño en un conflicto", dijo Marie-Pierre Poirier directora regional de la Unicef para el oeste y el centro de África. 

Entre las 276 estudiantes raptadas el 14 de abril de 2014, 57 lograron escaparse justo después del secuestro y el Ejército encontró a una en mayo. (AP)

En abril de 2014, más de 200 niñas fueron secuestradas por el grupo yihadista, desatando una ola de indignación en todo el mundo. 

Desde 2014, 117 menores, en su gran mayoría niñas, han sido utilizados en ataques contra lugares públicos como mercados, mezquitas y campos de refugiados en Nigeria, Chad, Níger y Camerún, indicó el informe.

En 2014 cuatro menores fueron utilizados en ataques suicidas, al año siguiente esta cifra subió a 56 y en 2016 las víctimas de esta táctica fueron 30. 

ARCHIVO: Boko Haram libera a 21 estudiantes secuestradas en el 2014

En otro comunicado, la organización expresó su preocupación por el número de niños que son retenidos por los ejércitos de los países afectados por el conflicto en la cuenca del lago Chad. 

"Son retenidos en barracas militares, están separados de sus padres, sin un seguimiento médico, sin apoyo psicológico, sin educación y sin que se sepan ni las condiciones en las que están ni el periodo de detención", indicó Patrick Rose, coordinador regional de la Unicef. 

El año pasado, Amnistía Internacional advirtió en mayo en un informe que muchos niños habían muerto en barracas de detención en Maiduguri, en el noreste de Nigeria.

Entre enero y mayo de 2016 149 personas, incluyendo 11 niños de menores de seis años murieron por el hambre, las enfermedades, la deshidratación y heridas a bala. 

Desde hace ocho años, la insurrección islamista ha dejado más de 20.000 muertos y 2,6 millones de desplazados, destruyendo los medios de subsistencia de la población del noreste del país.

  • Comparta este artículo
Mundo

Cada vez son más los niños usados por Boko Haram en ataques suicidas

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota