Mundo

Asamblea Constituyente de Túnez le da confianza al nuevo gobierno

Actualizado el 13 de marzo de 2013 a las 12:00 am

El nuevo primer ministro, Ali Larayedh, logró el apoyo de 139 diputados

Mundo

Asamblea Constituyente de Túnez le da confianza al nuevo gobierno

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

                         Ali Larayedh llega al poder tras la dimisión de Hamadi Jebali, quien se negó a permanecer en el cargo por el fracaso de su iniciativa de formar un gabinete de tecnócratas. | AFP
ampliar
Ali Larayedh llega al poder tras la dimisión de Hamadi Jebali, quien se negó a permanecer en el cargo por el fracaso de su iniciativa de formar un gabinete de tecnócratas. | AFP

Túnez (AFP). El nuevo gobierno tunecino dirigido por el islamista Ali Larayedh obtuvo este miércoles la confianza de los diputados de la Asamblea Nacional Constituyente.

El gabinete de coalición, integrado por islamistas de Ennahda más dos partidos laicos, logró el apoyo de 139 diputados, o sea treinta votos más que la mayoría absoluta necesaria para la entrada en funciones del gobierno.

Solo 45 diputados votaron en contra y otros 13 se abstuvieron. Veinte diputados estaban ausentes.

Al final de la votación, los diputados cantaron el himno nacional antes de entonar el canto “fieles a la sangre de los mártires” de la revolución de enero de 2011 que derrocó al régimen de Zine El Abidine Ben Ali.

Justo antes de la votación, Ali Larayedh pronunció un breve discurso para responder a las decenas de intervenciones de diputados desde el martes. En él reaccionó por primera vez a la inmolación de un joven vendedor ambulante que se prendió fuego, desesperado por sus condiciones de vida.

“ Es un incidente triste, espero que hayamos todos comprendido el mensaje”, declaró el jefe del gobierno.

Su muerte es muy simbólica en Túnez, ya que la revolución de 2011, la primera de la Primavera Árabe, comenzó con la inmolación de un vendedor ambulante abrumado por la miseria y el acoso policial.

La pobreza y el desempleo fueron la mecha que encendió la revuelta que hizo caer el régimen de Zine El Abidine Ben Ali pero dos años después, la economía tunecina sigue mal y el país se encuentra paralizado por una crisis política e institucional.

Larayedh se convirtió en primer ministro tras la renuncia de Hamadi Jebali, quien se negó a permanecer en el cargo por el fracaso de su iniciativa de formar un gabinete de tecnócratas.

  • Comparta este artículo
Mundo

Asamblea Constituyente de Túnez le da confianza al nuevo gobierno

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota