Estarán sin servicio los usuarios de las rutas de La Uruca, barrio Escalante, barrio La Cruz y barrio México

Por: Daniela Cerdas E. 13 junio
En el Hospital México era significativa la fila de pasajeros a las 11: 30 a. m.
En el Hospital México era significativa la fila de pasajeros a las 11: 30 a. m.

Los empresarios de la compañía de buses Biusa, que da servicio en La Uruca, y Guillial S.A, que opera las rutas de barrio Escalante, barrio La Cruz y barrio México, mantendrán paralizados los servicios este miércoles, por segundo día consecutivo, como medida de presión ante la negativa de Aresep y Consejo de Transporte Público (CTP) de reconocerles una tarifa por "desequilibrio financiero".

Así lo informó Alfredo Villalobos, vocero de las firmas, quien explicó que esto ocurrirá debido a que no hay una respuesta de la Aresep y del CTP ante su petición de una nueva tarifa, ya que alegan que vienen operando con pérdidas económicas a las cuales no le ven solución.

En el caso de Biusa, se verá afectada la ruta 10 y todos sus ramales, que incluyen: Hospital México, la Peregrina, La Carpio, barrio Corazón de Jesús, León XIII, Parque de Diversiones, urbanización Rositer Carballo y el subsector a Heredia sur.

En Guillial S. A. se verán afectadas todas las del distrito El Carmen a San José, barrio Escalante, barrio La Cruz y barrio México. La medida afecta a unos 60.000 usuarios que diariamente usan esas rutas.

Según Villalobos, no hubo una respuesta de las autoridades a pesar de que hoy no se prestó el servicio y de que hubo una manifestación de decenas de choferes en las afueras de la Autoridad Reguladora de los Servicios Públicos (Aresep) en Guachipelín de Escazú.

"Nos atendió la defensora adjunta y nos dijeron que iban a analizar el caso y que mañana nos darían una respuesta, por eso, manaña continúa suspendido el servicio porque no hay respuesta, ni hay una acción seria de las autoridades", declaró Villalobos.

Agregó que si mañana, al mediodía, no tenían una respuesta a sus peticiones, se les unirán al paro otros empresarios de buses.

Los empresarios afirman que desde hace meses vienen operando con pérdidas económicas a las cuales no les ven solución, por eso, pidieron a la Aresep y al Consejo de Transporte Público (CTP), hace más de un mes, reconocerles una tarifa por desequilibrio financiero (tarifa de salvamento).

Sin embargo, la Aresep negó esa solicitud debido a que no se cumplió con ningún requisito para considerar una revisión del pasaje.

En respuesta a la paralización del servicio, Mario Zárate, director del CTP, dijo que ya inició el proceso de notificación a las empresas que tengan interés en asumir la operación de esas rutas.

"Estas audiencias permitirán identificar a las empresas que estén en capacidad de asumir a la brevedad posible estos servicios y garantizar así la prestación para los usuarios que a diario utilizan estas rutas para movilizarse", dijo el funcionario.

Zárate aclaró que el tema tarifario es "exclusivo y excluyente" de la Aresep, por lo que no corresponde al CTP dar trámite a una gestión de ese tipo.

La Aresep, por su parte, explicó que las empresas Biusa y Guilial no han presentado formalmente una solicitud de ajuste de tarifas ordinario desde el 2011 y que es dentro del proceso de tarifa ordinaria donde se determina si se requiere un ajuste para restituir el equilibrio financiero de la empresa.

"Ambas empresas entregaron cartas el 4 de mayo y 1.° de junio en las que solicitaron una "tarifa de salvamento" (la cual no está regulada en el ordenamiento jurídico) ante la Junta Directiva. La Intendencia de Transporte respondió el 9 de junio que corresponde realizar la debida solicitud de revisión de tarifas, con la entrega de la información respectiva", explicaron representantes de la Aresep.

Además, la Autoridad aclara que el CTP es el ente que debe garantizar la prestación del servicio, para no afectar a los usuarios y aplicar las medidas correctivas en caso de suspensión de este.

Etiquetado como: