Compañía cuestionó competencia de juzgado civil para atender el caso, afirma defensor de traductora

Por: Juan Fernando Lara 10 noviembre
El 5 de mayo anterior, Cartín junto a su abogado Rodolfo Alvarado, denunciaron penalmente también a la empresa telefónica ante el Organismo de Investigación Judicial.
El 5 de mayo anterior, Cartín junto a su abogado Rodolfo Alvarado, denunciaron penalmente también a la empresa telefónica ante el Organismo de Investigación Judicial.

El Juzgado Cuarto Civil de Mayor Cuantía de San José desestimó una acción de la empresa Tigo tendiente a anular la competencia de dicho juzgado para resolver una querella planteada por Eugenia Cartín Barrios, quien acusa a esa empresa telefónica por daño moral y perjuicios ocasionados a su imagen.

La traductora y su representante legal, Rodolfo Alvarado, interpusieron en mayo esa querella por los daños y perjuicios que, según ellos, la empresa Tigo le causó a Cartín al divulgarse en abril de este año un audio donde se revelan sus datos personales.

Este jueves, según la Resolución N° 155-2017, se rechazó la llamada Excepción de Incompetencia por la Materia que presentó Tigo. La empresa alegó que el daño que reclama Cartín Barrios debía de ser conocido primero por la Superintendencia de Telecomunicaciones (Sutel).

Según el juzgado, Cartín reclama daños, descrédito, incapacidad de conseguir trabajo y depresión por todo el caso.

Todos estos elementos, afirma esa instancia, ni son discutibles en vía de jurisdicción laboral, ni en materia penal, "mucho menos en una vía administrativa distinta a la jurisdiccional, como lo sería ventilar el asunto a nivel de la Superintendencia de Telecomunicaciones", indica la resolución de Angélica Delgado Madrigal, Jueza Cuarta Civil.

"Por lo cual es claro que la pretensión formulada por la actora (Cartín) es de conocimiento de la jurisdicción civil, y por tratarse de daños y perjuicios, es la vía ordinaria de conformidad con el artículo 287 del Código Procesal Civil. Por lo anterior se rechaza la Excepción de Incompetencia en razón de la Materia, que estableció la parte demandada".

Rodolfo Alvarado, defensor de Cartín, celebró lo que calificó como un revés en la estrategia de defensa de la empresa demandada.

"Ellos no querían litigar este asunto en la vía civil para así evadir el pago de daños y perjuicios a Doña Eugenia. esa estrategia falló", aclaró su defensor.

Cartín reclama $500.000 por el daño moral y perjuicios ocasionados a su imagen debido a la filtración a redes sociales de una llamada suya con un empleado de la empresa Tigo. En el diálogo, ella se enfurece por problemas con el servicio de Internet y pierde el control.

Según el artículo 24 de la Constitución Política, son inviolables los documentos privados y las comunicaciones escritas y orales de los habitantes de la República. "Se garantiza el derecho a la intimidad, a la libertad y al secreto de las comunicaciones".

Etiquetado como: