A 47 años de su muerte el sacerdote canonizado por Juan Pablo II en el 2002 atrae a fieles ticos

Por: Hugo Solano 23 septiembre, 2015
El fraile capuchino fue elevado a los altares por el papa Juan Pablo II hace 13 años. En Tibás se veneró su imagen y un reliquia de primer grado.
El fraile capuchino fue elevado a los altares por el papa Juan Pablo II hace 13 años. En Tibás se veneró su imagen y un reliquia de primer grado.

Las celebraciones realizadas en honor al San Pío de Pietrelcina -fallecido el 23 de setiembre de 1968 y canonizado en el 2002- atrajeron a gran cantidad de fieles la mañana de este miércoles en varias parroquias del país, que recuerdan su memoria al cumplirse 47 años de su muerte.

El sacerdote italiano, caracterizado por los estigmas que tuvo durante 50 años en sus manos, llegó a San Giovanni Rotondo en 1916 y vivió allí hasta su muerte. En ese poblado al sur de Italia funciona el hospital Casa Alivio del Sufrimiento, fundado por el fraile capuchino.

A las 11 a. m. en San Juan de Tibás se realizó una misa en su memoria y se tuvo una de las reliquias del Santo. Se trata del trozo de una venda ensangrentada que usaba el sacerdote para cubrir los estigmas.

Por su parte en la parroquia de San Isidro de Coronado y en la de La Aurora de Heredia también hubo misas en honor al Padre Pío. El arzobispo de San José, José Rafael Quirós, presidió la misa en La Aurora, donde hubo procesión y habrá otra misa a las 7 p. m., la cual estará precedida por el Santo Rosario a las 6 p. m.

El sacerdote Roy Gómez Guerrero administró el sacramento de la unión de los enfermos en la misa en honor a San Pío de Pietrelcina en Tibás a las 11 a. m.
El sacerdote Roy Gómez Guerrero administró el sacramento de la unión de los enfermos en la misa en honor a San Pío de Pietrelcina en Tibás a las 11 a. m.

En La Aurora se celebró a las 3 p. m. una misa con una bendición especial para las mujeres embarazas y niños recién nacidos.

De igual manera, en San Isidro de Coronado habrá otra misa en honor al Santo a las 7 p. m.

El Padre Pío (Francesco Forgione), nació en Pietrelcina, en un pequeño pueblo de la provincia de Benevento, el 25 de mayo de 1887. Falleció a los 81 años.