A las 8 am, el gimnasio donde se realiza la audiencia, lucía a un 50% de su capacidad

 9 noviembre, 2013

Limón

Antes de ingresar al recinto, los asistentes deben identificarse con su cédula, registrarse en una lista y superar dos controles de seguridad para la revisión de bolsos y detección de metales
Antes de ingresar al recinto, los asistentes deben identificarse con su cédula, registrarse en una lista y superar dos controles de seguridad para la revisión de bolsos y detección de metales

Un intenso operativo de seguridad es lo que recibe a las personas que ingresan al Gimnasio Eddy Bermúdez de Limón, sitio donde se realizará una audiencia publica para discutir la viabilidad ambiental sobre la nueva terminal de contenedores en Moín.

La actividad es presidida por la Secretaria Técnica Nacional Ambiental (Setena).

Antes de ingresar al recinto, los asistentes deben identificarse con su cédula, registrarse en una lista y superar dos controles de seguridad para la revisión de bolsos y detección de metales.

Además, la policía de tránsito cerró la vía que pasa frente al gimnasio.

Pablo Bertozzi, sub director de la Fuerza Pública, indicó que mantienen 40 oficiales en el lugar.

Se espera que asistan 600 personas a la reunión.

Sin embargo, a las 8 am, el gimnasio lucía a un 50% de su capacidad.

La mayoría de los presentes están identificados como miembros del Sindicato de trabajadores de Japdeva (Sintrajap). Este sindicato se opone al proyecto muellero ya que argumentan que su construcción generará el despido de miles de empleados de Japdeva.

El proyecto muellero fue otorgado en concesión a la empresa holandesa APM Terminals.