Iniciativa paga aprendizaje de un oficio y subsidia a muchachos pobres

Por: Amy Ross 26 octubre, 2012
 Bryan Barquero, Jose A. Navarro, Julio Venegas, Jaquelyn Rojas y Keilyn Cordero (orden usual), recibieron ayer su diploma. | MARVIN CARAVACA
Bryan Barquero, Jose A. Navarro, Julio Venegas, Jaquelyn Rojas y Keilyn Cordero (orden usual), recibieron ayer su diploma. | MARVIN CARAVACA

Como mamá joven en condición de pobreza, Keilyn Cordero, vecina de Ipís de Goicoechea, tenía escasas alternativas para mantener a su bebé.

Sin embargo, hoy, la joven de 19 años recibe un subsidio mensual de ¢200.000 que le permite pagar sus estudios en computación, con los que aspira encontrar un trabajo el próximo año.

“Antes de entrar en el programa, mi estado era muy complicada, pero ahora tengo la oportunidad de capacitarme y mejorar mi situación”, aseguró.

Cordero es una de 2.000 jóvenes beneficiados durante el primer año del programa Empléate, el cual fomenta la capacitación e inserción laboral de jóvenes en condición de vulnerabilidad social.

El programa está destinado a alrededor de 40.000 personas, entre los 17 y 24 años, que no estudian ni trabajan. La intención es prepararlas en campos como tecnologías de la información y comunicación (TIC), comercio, electricidad, servicio al cliente e idiomas, donde se detectó la mayor oferta de trabajo en el sector privado.

Empléate ofrece alternativas para jóvenes con bachillerato, para que puedan incorporarse a la industria tecnológica, y otras opciones de capacitación para aquellos que no terminaron el colegio.

Los beneficiarios reciben un subsidio de entre ¢160.000 y ¢200.000, con el cual logran costear sus estudios y pagar algunas necesidades, como transporte.

Empléate es impulsada por el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social, en una alianza con el Instituto Nacional de Aprendizaje (INA), la Organización Internacional de Trabajo (OIT), la Asociación Empresarial para el Desarrollo (AED) y el Banco Popular.

Unos 2.500 jóvenes adicionales se sumarán a la iniciativa durante el segundo año. Para esta gestión, se destinarán, en total, unos ¢20.000 millones al programa.

Según Andrés Romero, coordinador de Empléate, de los primeros 500 jóvenes que ya se graduaron, más de 200 ya están ubicados en puestos de trabajo.

Los interesados pueden solicitar más ayuda en el Ministerio de Trabajo o en las ventanillas habilitadas en municipalidades como la de San José, Cartago, Heredia, Alajuela, Tibás, y Escazú.