Por: Mercedes Agüero 20 mayo, 2013
 Unos 2.300 trabajan en operación y mantenimiento de los sistemas. El resto trabaja en áreas de apoyo. | ARCHIVO.
Unos 2.300 trabajan en operación y mantenimiento de los sistemas. El resto trabaja en áreas de apoyo. | ARCHIVO.

El Instituto Costarricense de Acueductos y Alcantarillados (AyA) es una de las empresas que emplea más personal para dar el servicio de agua potable, según un estudio que midió a otras nueve operadoras latinoamericanas.

En esa medición, el AyA resultó con más empleados por cada 1.000 conexiones de agua.

Al 2011, la entidad costarricense ocupaba 6,45 servidores a tiempo completo por cada 1.000 servicios, superando en 68% al promedio de los restantes operadores de Panamá, Colombia, Ecuador, Argentina, Brasil y Paraguay.

Luego le sigue IDAAN de Panamá con 4,8 empleados por cada 1.000 conexiones, aunque ese operador cubría 2,7 millones de habitantes, mientras que AyA servía a 1,9 millones.

La menor cifra fue para la empresa Cali de Colombia con 1,95 empleados por 1.000 conexiones

La responsable del análisis es la Asociación de Entes Reguladores de Agua Potable y Saneamiento de las Américas (Aderasa), la cual reúne a entes reguladores de 16 países, incluido Costa Rica.

Los datos fueron facilitados por la Autoridad Reguladora de los Servicios Públicos (Aresep).

Sergio Núñez, subgerente de sistemas de la Gran Área Metropolitana (GAM) y sistemas periféricos del AyA, dijo que los datos de Aderasa no coinciden con los que maneja, a hoy, la entidad.

“Nosotros tenemos 640.000 servicios de agua potable y 225.000 de alcantarillado sanitario y 3.300 empleados. Si tomamos solo la cantidad de conexiones de agua y lo divido entre el número de empleados, me da 5,1 y si además incluyo alcantarillado sanitario, baja a 3,8 empleados por servicio”, dijo.

Sostuvo que el AyA no es solo operador, sino que es también un ente rector, pues tiene el control de las asociaciones administradoras de acueductos y construye acueductos.

Todos esos servicios los presta con ese personal.

En el 2012, el 47% de los gastos del AyA fueron para atender la planilla que sumó ¢3.456 millones.