Por: Juan Fernando Lara 24 septiembre, 2015
La sequía afecta a Guanacaste desde el año pasado. Miguel Angel Picado, en Bagaces, mostró cómo los cultivos “se quemaron” ante la falta de agua y aumento del impacto del sol. | ARCHIVO/GRACIELA SOLÍS
La sequía afecta a Guanacaste desde el año pasado. Miguel Angel Picado, en Bagaces, mostró cómo los cultivos “se quemaron” ante la falta de agua y aumento del impacto del sol. | ARCHIVO/GRACIELA SOLÍS

San José.

El Instituto Costarricense de Acueductos y Alcantarillados (AyA) anunció que habrá desabastecimientos de agua para unas 500.000 personas de Gran Área Metropolitana (GAM) en lo que resta del año y durante la estación seca del 2016. La merma en la cantidad de líquido en los acuíferos es la principal causa.

Esto equivale al 37% de la población de la GAM, estimada en 1,3 millones de habitantes, donde el Istituto brinda sus servicios.

Según AyA, se han acelerado las obras para mejorar los sistemas de acueductos y mitigar así los efectos de la sequía en los sitios más afectados. Sin embargo, sí confirmó los problemas de escasez para los próximos meses.

Según reportes del Instituto Meteorológico Nacional (IMN), este año las lluvias han disminuido entre un 50% y un 75% en algunas zonas del país, lo que afecta principalmente las fuentes de tipo superficial; sin embargo, la intensidad del problema seguirá aumentando gradualmente por lo que la época seca del primer semestre del año 2016 será más severa.

Entre agosto y setiembre de este año, Costa Rica ya alcanzó las condiciones del fenómeno El Niño del año 1997, precisó Juan Carlos Fallas, director del IMN. Esto quiere decir que bajo las condiciones actuales de hoy, los efectos de EL Niño se extenderán "bastante en el transcurso del 2016". Fallas precisó que al menos hasta mayo del otro año.

La entidad anunció esta tarde, en conferencia de prensa, que no todos los usuarios se verán afectados a la misma vez o de forma continua pues la Institución informará los horarios y días de cuando se presenten los desabastecimientos.

La disponibilidad de agua en los diversos lugares de la Gran Área Metropolitana (GAM) dependerá del nivel de afectación en los acuíferos. De esta forma, la cantidad de horas y días variará según el nivel de fuentes de agua y el consumo de los usuarios.

AyA ha determinado tres niveles de afectación: uno alto (más de 12 horas al día), uno medio (6 a 12 horas al día) y bajo (menos de 6 horas al día).

  • Las primeras comunidades con afectación alta, por la altitud donde se ubican, son las del distrito de San Antonio de Alajuelita; donde habitan aproximadamente 11.303 personas.
  • De darse un nivel de afectación media, habrá unos 120.292 consumidores afectados en algunas localidades de los cantones de Goicoechea, Vázquez de Coronado, Desamparados, San José, La Unión, Moravia, Curridabat, Escazú. (ver cuadro con localidades).
  • La afectación baja afectará a aproximadamente a 368.777 personas de sitios en cantones de Tibás, Goicoechea, Moravia, Mora, Desamparados, Montes de Oca, Santa Ana, Escazú, San José, Vázquez de Coronado, Aserrí, Alajuelita.

Según el AyA, habrá otras 833.918 personas de la GAM sin afectación y corresponden a los cantones de La Unión, Montes de Oca, Goicoechea, Curridabat, Desamparados, Vázquez de Coronado, Moravia, Santa Ana, San José, Central, San Pablo de Heredia, Santiago de Heredia, Escazú.

Otras zonas del país. En otros sitios del país donde atiende AyA, la región más afectada por el impacto en la disminución de las lluvias es Guanacaste; específicamente la zona costera de Santa Cruz (Tamarindo y Flamingo), Colorado de Abangares, Cañas y Liberia, con aproximadamente 99.000 habitantes.

En la región del Pacífico Central las comunidades mayormente afectadas son las de Cóbano (Santa Teresa, Malpaís y Arío), con 6.534 habitantes.

En algunas partes de los distritos de Ciudad Neily, Buenos Aires y San Isidro del General se preveé que podrían llegar a tener problemas de abastecimiento en algún momento durante este periodo.

Con respeto a la región Central Oeste, la comunidades que podrían tener problemas son Atenas y Puriscal con aproximadamente 58.000 habitantes.

Ayuda de la población. Según AyA, la clave para prevenir los desabastecimientos reside en los hogares y el consumo. Según estudios del Instituto, la principal actividad doméstica donde se consume más agua es la lavandería; aproximadamente 7.000 litros por mes en cada casa.

Seguidamente los servicios sanitarios con 6.700 litros y la ducha con 4.500 litros mensuales por casa. AyA solicita a la población hacer revisiones constantes de las tuberías y accesorios para eliminar las fugas.

También solicita extremar la revisión en las instalaciones:

-Eliminar las fugas en los grifos o conexiones de los lavatorios y fregaderos.

-Controlar el rebalse y fugas en las peras de los servicios sanitarios.

-Eliminar los goteos de las duchas.

Costumbres diarias:

- Al bañarse, cerrar el tubo cuando se enjabona.

- Cerrar el tubo mientras se cepilla los dientes o mientras lava los trastes.

- Lavar toda la ropa en tandas grandes.

- Riegue las plantas con un recipiente pequeño y durante la noche.

- Evite lavar el vehículo a menudo y cuando lo haga utilice un balde.