550.000 metros cúbicos de residuos se acumularon antes de lo esperado

 14 abril, 2012
 El puerto Caldera opera bajo el modelo de concesión, y en los próximos 30 meses se debe construir un nuevo muelle granelero, junto al actual. | ARCHIVO.
El puerto Caldera opera bajo el modelo de concesión, y en los próximos 30 meses se debe construir un nuevo muelle granelero, junto al actual. | ARCHIVO.

La acelerada acumulación de sedimentos en los puestos de atraque del puerto Caldera, Puntarenas, obligó a la concesionaria del muelle a adelantar a mayo de este año el dragado previsto para el 2014.

La Sociedad Portuaria y Granelera de Caldera (concesionaria del muelle) contrató una draga de Bélgica que iniciará labores a mediados del mes de mayo.

El asiento de 400.000 metros cúbicos (m³) que, según cálculos, se acumularían en cinco años desde el 2009, llegó, más bien, a 550.000 m³ en dos años.

Los residuos se depositarán a 4 km de la costa, en un sitio en el mar autorizado por la Secretaría Técnica Nacional Ambiental (Setena). La cantidad de sedimentos reduce la capacidad de ese puerto para atender barcos graneleros y de contenedores de gran calado.

Además, la formación de una duna redujo en casi 60 metros el espacio para atracar naves.

Por eso, el muelle, diseñado para atender hasta a tres barcos simultáneamente, solo atiende a dos y de menor calado.

Esto les genera pérdidas a las firmas navieras hasta de $25.000 por día de espera en puerto.

Ricardo Ospina, gerente de la concesionaria, indicó que urge el dragado para atender mayor cantidad de barcos, además de naves más grandes, al mismo tiempo.

“Lo que se ha hecho es correr los barcos del puesto 1 hacia parte del puesto 2. Urge el dragado por que, si perdemos profundidad, no tenemos la competitividad que necesitamos”, advirtió Ospina.

Urías Ugalde, presidente ejecutivo del Instituto Costarricense de Puertos del Pacífico (Incop), explicó que el puesto 1 de atraque es el más afectado, pues perdió casi 2 metros (m) de profundidad, ya que pasó de 11 a 9,5 m.

El puesto 2 redujo su profundidad de 10 a 9 m, mientras que el 3 incrementó la suya de 7,5 a 8 m.

Ugalde añadió que la llegada de sedimentos se aceleró debido a anomalías en las marejadas y al mal estado del rompeolas, que protege.

El MOPT no dispone del financiamiento para realizar las obras de reparación de ese importante dique protector.

Dragado capital. La draga también será aprovechada por la concesionaria para hacer el dragado capital, el cual permitirá construir el nuevo muelle granelero.

En febrero, la Contraloría General de la República refrendó el contrato por $30 millones, con el fin de que la firma construya el nuevo muelle en la zona de Caldera, en menos de 30 meses.

Etiquetado como: