Construcción en ese lote violaría normas que país firmó en 2006

Por: Alberto Barrantes C. 1 junio, 2015

Tres fábricas de productos químicos, una gasolinera y varias empresas agrícolas son las vecinas, en un kilómetro a la redonda, del terreno donde se construiría el nuevo hospital de Cartago, en Coris de El Guarco.

La ubicación de un centro médico en una zona industrial contraviene con la Política de Hospitales Seguros, que suscribió Costa Rica, desde el 2006, con la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Organización Panamericana de la Salud (OPS).

Así también lo argumentó, en enero del 2011, el Instituto Nacional de Vivienda y Urbanismo (INVU), consciente del riesgo tóxico que implicaba construir un centro médico en ese lugar, ante un eventual incendio o explosión.

“Los inmuebles se ubican en la zona industrial de Coris y no se encuentran en la periferia de la zona como lo requiere la ley”, dijo en enero, Leonel Rosales, director de Urbanismo del INVU.

Contradicción. Sin embargo, en agosto de ese mismo año, el director de urbanismo del INVU y la entonces, presidenta ejecutiva, Eugenia Vargas, se contradijeron y afirmaron que “se tiene una solución apegada al derecho para instalar el hospital en terrenos aledaños a la zona industrial”, consigna el oficio.

La actual directora de Urbanismo del INVU, Jéssica Martínez, explicó que el terreno sigue ubicado en zona industrial y corre el riesgo de inundaciones.

“Los planos del terreno son claros, el nuevo hospital está en zona industrial tipo 3; es decir, hay alto riesgo tóxico por el tipo de empresas. Es falso que se afirme que el terreno está en la periferia”, dijo Martínez.

Al igual que Martínez, especialistas de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS), la Comisión Nacional de Emergencias (CNE), la dirección de Ingeniería de la Municipalidad de El Guarco y la Defensoría de los Habitantes manifestaron, desde 2011, posiciones en contra de la construcción del hospital en ese lote.

“En caso de una emergencia en las industrias químicas cercanas, el hospital tendría que ser evacuado, por lo que quedaría inhabilitado para la atención de los afectados”, señala el expediente 89457 de la Defensoría de los Habitantes, en diciembre del 2012.

Pese a los criterios técnicos en contra y los reclamos de la Asociación de Vecinos Prohospital de Cartago, en setiembre del 2011, la Junta Directiva de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) adjudicó la licitación pública del terreno a la sociedad Monte Picayo S.A., por ¢1.594 millones.

La gerenta de Infraestructura y Tecnologías de la Caja, Gabriela Murillo, firmó un documento, en julio de 2008, donde indicó que “el terreno no reúne las condiciones necesarias para la construcción de un hospital”.

No obstante, a la fecha, Murillo también defiende el uso del terreno para la construcción del nuevo hospital de Cartago.

“No conozco que esté en zona industrial. Está en los límites y ahí hay desarrollo de urbanizaciones. Nosotros solicitamos las autorizaciones y las tenemos. Los estudios de impacto ambiental dirán qué medidas de mitigación hay que tomar”, afirmó la gerenta de Infraestructura.

El alcalde de El Guarco, Víctor Arias, defiende que no hay riesgo alguno en construir el hospital en la zona industrial de Coris.

“El tema se ha discutido y comentado ampliamente, pero, según el pronunciamiento del INVU, el terreno está en la periferia. La gente ahora trata de exagerar. No son muchas industrias químicas, quieren inventar y sacar cosas nuevas. No le veo ningún problema a hacer el hospital ahí”, manifestó el alcalde.

Pese a este criterio, el cambio de uso de suelo que hizo el municipio no contó con el apoyo del Departamento de Ingeniería de la Municipalidad de El Guarco.

“Para hacer cambios de suelo y dar el aval no se tomó en cuenta la normativa jurídica vigente. Es irresponsable construir en ese terreno. El lugar es inseguro para un centro médico”, explicó Jéssica Martínez, directora de Urbanismo del INVU.

Se intentó conocer la versión de Leonel Rosales, quien ocupaba el cargo en el 2011, pero no respondió las llamadas a su celular.

En ese año, el Ministerio de Salud advirtió de que los vecinos de mayor riesgo para el hospital son Servicentro El Guarco, Químicos Holanda, Industria Bioquim y Agrícola Piscis, las últimas son industrias que elaboran insecticidas, fertilizantes, fungicidas y herbicidas, principalmente.

En abril de este año, los diputados pidieron más estudios para conocer la viabilidad del terreno que compró la Caja.

infografia