Por: Ángela Ávalos 23 junio, 2014

¿Cómo garantiza imparcialidad si el auditor de la CCSS es hermano del exdirector?

La ley, previendo esta preocupación que usted tiene y que puedan tener los ciudadanos, creó la figura del subauditor interno. Nosotros tenemos absoluta claridad de que por encima de las personas debe estar la ley, y esto significa que la función de la Auditoría es la objetividad e independencia de criterio. Ustedes deben tener absoluta certeza de que lo hemos cumplido.

¿Cuál es su opinión sobre el funcionamiento del hospital?

La diferencia del Calderón con el resto de centros hospitalarios no es atípica. El Calderón Guardia pasa por diferentes momentos históricos que lo marcan.

”El 12 de julio de 2005, se produce un incendio que afecta no solo la vida de 21 personas, sino que causa un daño importante a la infraestructura física.

”Este hospital es cabeza de red, con una población adscrita de 1,5 millones de habitantes y una red bastante limitada. ”Hemos venido advirtiendo la necesidad de fortalecer este hospital, de ubicarlo como un centro de gran complejidad”.

El Calderón de hace cuatro años, cuando usted asumió, y el Calderón hoy: ¿en qué ha mejorado, en qué está peor, en qué está igual?

El asunto se ha venido complicado porque el hospital ha sufrido las consecuencias de la disminución de 200 camas, del hacinamiento, la falta de recursos. Sí siento que se ha deteriorado.

¿Es razón de peso lo del incendio como para atribuirle casi todo lo que pasa?

Hay aspectos de gestión, planificación y control que hay que fortalecer. Creo que también hay un tema: la medición de riesgos. Hay que poner atención a cuáles son los servicios críticos desde el punto de vista de atención de pacientes.