Por: Ángela Ávalos 2 septiembre, 2016

La Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) solo logró llenar ocho de las 49 plazas disponibles para el servicio social obligatorio de médicos especialistas o subespecialistas.

La baja respuesta al último concurso en donde se rifaron esas plazas, puso a correr a la institución, que ahora apuesta a que los especialistas recién graduados se acojan al contrato de retribución, que los obliga a trabajar adonde la Caja de Seguro los necesita, en los próximos tres años.

“No logramos llenar Radiología en el Hospital de Quepos, ni Ginecología en el Hospital de Ciudad Neily, por ejemplo. Estamos preocupados porque necesitamos estos especialistas para la atención de estas poblaciones”, manifestó la gerenta médica de la Caja, María Eugenia Villalta Bonilla.

Con la reforma al reglamento del servicio social, los recién egresados de especialidades o subespecialidades médicas están obligados a trabajar durante un año en la zona rural.

Este es el requisito para que el Colegio de Médicos les autorice el ejercicio de su especialidad en el país.

Según Villalta, las comunidades más afectadas por esta falta de especialistas de servicio social son Limón, Turrialba, Guápiles, la zona sur y Quepos.

Entre las plazas que se lograron llenar están las de Patología en los hospitales Monseñor Sanabria (Puntarenas), Tony Facio (Limón) y Escalante Pradilla (Pérez Zeledón).

Sin embargo, no hubo interés por las plazas de emergenciólogo y cardiólogo en el hospital de Limón, informó Villalta.

La CCSS espera que el tribunal contencioso administrtivo resuelva la medida cautelar interpuesta contra el Colegio de Médicos Cirujanos, hace una semana.