Redujeron traslados a otros centros y aumentaron operaciones ambulatorias

Por: Patricia Recio 5 agosto, 2014

El hospital Monseñor Sanabria modificó los esquemas de atención de pacientes con el fin de agilizar los servicios y reducir traslados a otros centros.

El departamento de ginecoobstetricia modificó su esquema de trabajo.
El departamento de ginecoobstetricia modificó su esquema de trabajo.

Entre los cambios implementados, se incluye la realización de examenes preoperatorios de forma ambulatoria para aumentar la disponibilidad de camas y reducir el periodo de internamiento.

Además se creó la unidad de emergencias obstétricas en donde se atiende a las mujeres que van a dar a luz con un esquema ambulatorio de atención. Esto significa que las mujeres son atendidas a nivel ambulatorio durante la labor previa al parto y son internadas hasta que se acerque el momento de dar a luz.

Bajo un sistema similar se atiende a aquellos pacientes que requieren tratamiento con antibióticos.

El servicio de enfermería también ha desarrollado diversos programas para educar a los paciente y a sus parientes sobre los cuidados que requieren en el hogar para reducir complicaciones y por ende nuevos internamientos, aseguró el director médico Randall Álvarez.

Con estos esquemas el hospital pretende optimizar los servicios pues actualmente el hospital cuenta con el 60% de la infraestructura que tenía antes del terremoto de setiembre de 2012.

Los nuevos esquemas le han permitido al hospital aumentar la cantidad de cirugías, por ejemplo en el primer cuatrimestre del 2010, realizaron 1.784 cirugías ambulatorias, en los primeros cuatro meses del 2014, se efectuaron 2.130 procedimientos.

Mientras, en el servicio de emergencias, en los primeros cuatro meses del 2010, se atendieron 27.259 emergencias, en el mismo periodo de este año se realizaron 30.529 atenciones.

También los traslados se redujeron, pues se paso de 21 pacientes diarios enviados a hospitales de San José a 15.

El director médico dijo que actualmente trabajan en reubicar los servicios de ginecoobstetricia y pediatría en el segundo y en el tercer piso, respectivamente en las instalaciones del viejo centro médico y cuya demolición de la torre se terminó hace un mes aproximadamente.

En este momento el hospital trabaja en tres grandes bloques: las instalaciones del hospital, el edificio de Fisiatría y el área que se acondicionó para reubicar 140 camas del servicio de hospitalización.