Falta de planes efectivos impide resolver listas de espera en hospitales

Por: Ángela Ávalos 21 abril

Las jornadas de producción quirúrgica por las cuales la Caja está desembolsando, nuevamente, miles de millones desde el año pasado, son consideradas un “apagaincendios” para las eternas listas de espera en los hospitales públicos.

“Se invierte dinero en programas cortoplacistas, se bajan las listas y días o meses después vuelven otra vez”, manifestó Francisco Pérez Gutiérrez, director del Hospital San Rafael de Alajuela y presidente de la Asociación Costarricense de Directores Médicos.

Pérez fue uno de los cuatro especialistas que analizó la situación de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) en el tercer debate de Visionarios 20/20.

También participaron el exdirector de la Caja, Pablo Sauma; el exgerente médico Marco Antonio Salazar, y la exmiembro de la comisión de notables que estudió la crisis de la CCSS, Juliana Martínez.

Visionarios 20/20 es un evento organizado por La Nación , la Universidad Latina de Costa Rica y la constructora H. Solís. El conversatorio se hizo la noche del jueves en el auditorio del periódico, en Llorente de Tibás.

En la discusión, Sauma, Pérez, Martínez y Salazar coincidieron en señalar los fallos en la gestión y la planificación de los servicios de salud como uno de los principales obstáculos para explicar la deuda aún pendiente de la Caja, que a estas alturas carece de un sistema para el manejo sostenible de las listas de espera.

Desorden. Hasta diciembre pasado, la institución registraba 68.000 asegurados esperando una cirugía desde el 2010.

Esa no es una cifra confiable pues la misma institución ha reconocido carecer de un único sistema informático que le permita llevar estos registros.

A pesar de estos problemas y los que están poniendo en riesgo el seguro de pensiones, Pablo Sauma reconoce los logros sostenidos durante 75 años de existencia de la institución, que le permiten al sistema de salud costarricense destacar entre los mejores del mundo.

Sauma mencionó que la institución debería comenzar a discutir asuntos como la solidaridad del sistema: “¿Debemos ser totalmente solidarios o podemos pensar en un esquema de copagos? Y la sostenibilidad, que es cómo garantizar que el sistema se mantenga. ¿Hasta dónde deben llegar los servicios de salud”, agregó.

"En el primer nivel se inicia la cadena de problemas. Tenemos Ebáis con 20.000 personas. Esto hace imposible a un médico dar atención a 20.000. Esto empuja a los pacientes a las consultas de Emergencias de clínicas y hospitales, que son sumamente caras". Marco Salazar, exgerente médico de CCSS

La falta de planificación también ha llevado a dejar incompleto el desarrollo del primer nivel, integrado por Equipos Básicos de Atención Integral en Salud (Ebáis), mencionó Marco Antonio Salazar.

El exgerente médico, hizo un llamado a completar el fortalecimiento del primer nivel para reducir costos hospitalarios.

Los panelistas coincidieron en que la Caja debería ser manejada con criterio empresarial para elevar la eficiencia, con acciones que incluirían, entre otras, el uso de la infraestructura y el equipo que queda ocioso después de las 4 p.m..

Las deudas de la CCSS
Las deudas de la CCSS