Programa de inmunizaciones dispone de línea telefónica para que asegurados reporten algún faltante de vacunas: 2539-1507 y 2539-1506.

Por: Ángela Ávalos 5 mayo, 2016

Ya todos los centros de salud públicos deben tener vacunas contra la influenza pues la Caja anunció este jueves que completó la distribución de las 1,2 millones de dosis en todo el país.

Por eso, si algún asegurado llega a un hospital o Ebáis y no hay vacuna, debe reportarlo mediante las líneas 2539-1507 y 2539-1506, habilitados por el Programa de Inmunizaciones de la Caja.

La institución inició el 2 de mayo la campaña nacional de vacunación contra la influenza, que busca llegar a 1,2 millones de personas de grupos de riesgo: embarazadas, niños menores de tres años y enfermos crónicos.

Esta jornada nacional se prolongará hasta el 17 de junio.

Vicenta Machado, coordinadora del Programa de Inmunizaciones. volvió a hacer un llamado a la población meta de esta campaña y a sus redes de apoyo (cuidadores, hijos, amigos, parientes) para que busquen la vacuna con el objetivo de recibir la protección de sus seres queridos.

La distribución del medicamento es un proceso complejo, tanto por el transporte como por los cuidados que requiere para garantizar la calidad de vacuna durante el traslado y almacenaje, explicó Dinorah Garro Herrera, gerente de Logística de la Caja.

Según la funcionaria, la vacuna debe mantenerse fría pero sin congelarse, desde que sale de su lugar de fabricación en Corea hasta la comunidad donde se le aplica a cada persona.

Carlos Rodríguez, de 74 años, y vecino de Hatillo 5, acudió al Ebáis de Hatillo 2 a vacunarse contra la gripe. La campaña nacional de vacunación se extenderá hasta el 17 de junio.
Carlos Rodríguez, de 74 años, y vecino de Hatillo 5, acudió al Ebáis de Hatillo 2 a vacunarse contra la gripe. La campaña nacional de vacunación se extenderá hasta el 17 de junio.

Durante el más reciente pico tardío de infecciones respiratorias agudas graves, que afectó al país de diciembre a febrero, 31 personas fallecieron debido a la influenza AH1N1; la mayoría de ellas, por no decir que casi todos, no estaban protegidas con la vacuna contra la gripe.

El virus de la influenza infecta el tracto respiratorio (la nariz, la garganta, los pulmones) y puede causar enfermedad grave o complicaciones que provocan hospitalizaciones y pueden poner en riesgo la vida de muchas personas.

La gripe empieza de repente, de uno a cuatro días después de haberse expuesto al virus. Los síntomas más comunes son fiebre, escalofríos, cansancio, dolores corporales, dolor de garganta y de cabeza.

Es importante que todas las personas, para esta o cualquier enfermedad, extremen las medidas higiénicas, principalmente el lavado de manos y el protocolo del estornudo y el tosido.

Estos son los grupos poblacionales a los que está dirigida la vacunación:

- Niños de 6 meses a menos de 3 años, y hasta los 9 años si hay alguna enfermedad de fondo y el médico lo recomienda.

- Adultos mayores de 60 años.

- Embarazadas en cualquier momento del período de la gestación.

- Personas de 3 a 59 años con riesgo de enfermedad respiratoria crónica, diabetes, obesidad mórbida, cardiopatía, inmunosupresión congénita o adquirida, hemoglobinopatías, cirrosis, desnutrición moderada y severa.

- Personas con discapacidad como parálisis cerebral y síndrome de Down, y quienes por su condición reciben indicación médica para ser vacunados.