Se planea mejorar infraestructura y comprar equipo

Por: Andrés Díaz P. 25 septiembre, 2016
El dinero que los morosos deben a la CCSS se usaría para mejorar los servicios de salud en clínicas y hospitales de todo el país. La falta de esos dineros afectan a todos los asegurados que requieren de esos servicios. | ARCHIVO/ALONSO TENORIO
El dinero que los morosos deben a la CCSS se usaría para mejorar los servicios de salud en clínicas y hospitales de todo el país. La falta de esos dineros afectan a todos los asegurados que requieren de esos servicios. | ARCHIVO/ALONSO TENORIO

La Junta Directiva de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) tendrá un presupuesto ¢3,4 billones para el año 2017, lo que representa un aumentó de un 6% en comparación lo que se calculó para el Seguro Social durante el 2016.

La institución repartirá 2,1 billones para el Seguro de Salud, ¢1,1 billones para el régimen de Invalidez, Vejez y Muerte (IVM) y ¢149.667 millones para el Régimen No Contributivo de Pensiones.

La doctora María del Rocío Sáenz Madrigal, presidenta ejecutiva de la CCSS, destacó que este nuevo presupuesto es muy comprensivo porque aborda todos los rubros: equipamiento, medicamentos, insumos médicos mantenimiento, infraestructura, reforzamientos de proyectos especiales, entre otros.

También se reforzaron los montos de fondos especiales que permitirán continuar el remozamiento de los servicios de maternidad que brinda la CCSS en todo el país, neonatología, el plan de atención oportuna, contingencias, metas del Plan Nacional de Desarrollo, equipos médicos, infraestructura. Estos fondos especiales contarán con un presupuesto de ¢72.489 millones.

Saénz destacó que este proyecto de presupuesto tiene un balance sobre la inversión que se realizará el año entrante en los tres niveles de atención. Lo que permite mejorar la respuesta institucional y acercar los servicios a la población y trabajar como se ha hecho hasta ahora para garantizar la calidad y la oportunidad de la atención.

El presupuesto anual contempla una inversión en equipamiento como ventiladores pulmonares, colonoscopios y equipos de Rayos X. Se calcula que se invertirán ¢73.840 millones en equipo, ¢51.115 millones en infraestructura. En mantenimiento de ¢47.302 millones y el presupuesto que se le asignó a la partida de medicamentos asciende a ¢145.877 millones.