Presidente se reunió con su homólogo frances en París, durante su gira por Europa que también lo llevará a Suiza y Bélgica

Por: Natasha Cambronero 5 junio, 2015

Los presidentes de Costa Rica y Francia, Luis Guillermo Solís y François Hollande, firmaron este viernes un acuerdo de cooperación para que profesores de ese país enseñen el idioma francés en las escuelas y colegios públicos del país.

Ese fue uno de los tres documentos que los dos mandatarios suscribieron en educación, capacitación, formación del recurso humano y turismo, tras la reuniones que sostuvieron en París.

"Son temas de absoluta importancia para darle a nuestros jóvenes en escuelas primarias y secundarias públicas la posibilidad de aprender el francés, una lengua que les permitirá ampliar su menú de oportunidades profesionales. También estamos pensando en educación técnica y universitaria, de manera tal que no solamente atendamos las necesidades de corto plazo, sino que estemos pensando en el futuro del país", dijo Solís.

En materia de turismo, el presidente nacional aseguró que Costa Rica contará con más recursos de Francia, incluida la llegada de nuevas aerolíneas al país, aunque no precisó nombres.

Los presidentes de Francia y Costa Rica, François Hollande y Luis Guillermo Solís, se reunieron este jueves en el Palacio del Elíseo, en París.
Los presidentes de Francia y Costa Rica, François Hollande y Luis Guillermo Solís, se reunieron este jueves en el Palacio del Elíseo, en París.

Reunión. El encuentro en el Palacio del Elíseo, sede de la presidencia francesa, sirvió además para reafirmar los principios y objetivos comunes de ambas naciones: "La promoción de los derechos humanos, del Estado de Derecho, de la democracia, la paz y la solución pacífica de los conflictos.

"Ese encuentro de alto nivel es señal del refuerzo del diálogo biregional y representa la ocasión para tratar cuestiones fundamentales como el desarrollo sostenible y el cambio climático", señalaron en una declaración conjunta.

Ambos presidentes defendieron la necesidad de alcanzar un acuerdo jurídicamente universal contra el cambio climático.

Igualmente mostraron su sintonía en favor de la libertad de expresión, de la abolición de la pena de muerte y de enmarcar el derecho de veto de los miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) en caso de "atrocidades en masa".

Los dos jefes de Estado se felicitaron por la integración de Costa Rica como miembro observador en la Organización Internacional de la Francofonía, y por el proceso de adhesión emprendido en la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE).

El transporte urbano, el agua y el saneamiento, las energías renovables, los vehículos eléctricos, el turismo y la seguridad centraron igualmente el interés de ambos mandatarios, que abogaron por intensificar los intercambios.

Solís, que en su gira europea va a viajar también a Suiza y Bélgica, invitó al presidente galo a visitar el país de forma oficial "en cuanto su agenda se lo permita".