Por: Daniela Cerdas E. 11 octubre, 2014

La Sala IV suspendió la orden del presidente, Luis Guillermo Solís, de desalojar a una mujer que ocupa una finca en la reserva indígena de Salitre, en Buenos Aires de Puntarenas.

Así lo decidió tras acoger para estudio un recurso de amparo presentado por la compradora de esa propiedad, Thais Vidal Navarro.

El 2 de octubre, Solís rechazó una apelación de Vidal contra el desahucio aprobado en julio del 2013 por el entonces viceministro de Seguridad, Celso Gamboa (actual ministro), a solicitud de la Asociación de Desarrollo Integral de Salitre.

El mandatario le había dado tres días a la mujer para desocupar tras concluir que invadió un territorio indígena intransferible y no tuvo como cierto que ella sea indígena.

Ella alega que sí lo es y que la Ley Indígena permite las ventas entre los pobladores de la reserva. Añade que compró el terreno de 4.250 metros cuadrados en el 2012 y negó que pertenezca a otras personas.

Este año, la zona de Salitre ha sido escenario de disputas entre finqueros e indígenas, con denuncias sobre agresiones e invasiones.

Ayer, ella afirmó: “No es al presidente a quien le toca determinar quién es indígena o no. La única prueba que tengo es sacar los huesitos de mis ancestros del cementerio y que les hagan pruebas”.