Por: Aarón Sequeira 18 junio, 2014

La Sala Constitucional anuló la potestad de los diputados de declarar secreta la sesión del plenario en que se discuta el levantamiento de la inmunidad de un miembro de un supremo poder.

En resolución dictada en marzo, los magistrados declararon con lugar una acción de inconstitucionalidad del entonces presidente del Colegio de Periodistas, José Rodolfo Ibarra, quien reclamó que se cerrara el plenario a los medios de comunicación en los debates de esa naturaleza.

Henry Mora, presidente de la Asamblea Legislativa. | MAYELA LÓPEZ.
Henry Mora, presidente de la Asamblea Legislativa. | MAYELA LÓPEZ.

El hecho concreto que generó la polémica fue la discusión sobre el levantamiento de la inmunidad del exdiputado liberacionista Jorge Angulo, en el 2012, declarada secreta por el expresidente del Congreso, Víctor Emilio Granados.

“Se declara con lugar la acción de inconstitucionalidad. Se anula, por inconstitucional, la palabra “secreta” contenida en el artículo 191 del Reglamento de la Asamblea Legislativa. Esta declaratoria de inconstitucionalidad tiene efectos declarativos y retroactivos a la fecha de vigencia de la norma reglamentaria”, dice la sentencia.

La resolución de la Sala Constitucional toma relevancia cuando los diputados están por iniciar un nuevo trámite de levantamiento de inmunidad del magistrado Óscar González, acusado de supuesto abuso sexual.

El presidente legislativo, Henry Mora, dijo que, según el Reglamento del Congreso, el proceso de estudio de una acusación contra un supremo poder se debe declarar el debate como secreto.

El diputado liberacionista Antonio Álvarez Desanti comentó que está de acuerdo con el criterio de la Sala IV porque “la regla en materia legislativa debe ser el principio de publicidad de sus actos”.

“Yo no veo que en el debate del levantamiento de la inmunidad pesen razones para que se declare secreto”, dijo el verdiblanco.

Añadió que él retiraría los nombres de las víctimas del acta de la discusión.